domingo, 14 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fiscalía de Argentina estudia imputar a piloto iraní que volaba en avión venezolano retenido

La DAIA argentina pide al gobierno de Alberto Fernández que no descarte el informe del FBI sobre el piloto iraní y que tome cartas en el asunto.

Luego de que Israel, Paraguay y el mismo FBI estadounidense aseguraran que Gholamreza Ghasemi, el piloto de la aeronave de la filial de Conviasa, Emtrasur, que fue retenido y confiscado en el aeropuerto de Ezeiza, forma parte de la Guardia Revolucionaria de Irán, la Fiscalía de Argentina estudia imputarlo.

Si el nexo entre Ghasemi y las Fuerzas Quds -que tiene vínculos con el Hezbollah- se confirma, el piloto puede ser objeto de un proceso judicial. La fiscal Cecilia Incardona es la que está asignada al caso y quien pudiera hacer el proceso contra el persa y los demás que volaban con él.

Por su parte, el secretario general de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Alejandro Zuchowicki, respalda los informes que apuntan a que Gholamreza Ghasemi es miembro de las Fuerzas Quds y por eso instó a la Casa Rosada a que tome con seriedad la reciente información emanada desde el FBI.

“El FBI es una institución seria y, si manda este informe, es porque tienen los elementos para mandarlo. Esperemos que los que lo recepcionan en nuestro país lo tomen con la seriedad del caso”, expresó Zuchowicki.

Al mismo tiempo, esta organización no gubernamental se vio presentándose como querellante en la causa del avión venezolano-iraní, que permanece retenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Entretanto, revelan el audio sostenido entre la torre de control del Aeropuerto de Montevideo y el avión venezolano-iraní en la que se le niega el aterrizaje; hecho que Caracas criticó recientemente al decir que pudo haber causado un incidente mayor.

En el audio, se dice que el avión estaba autorizado a aterrizar en suelo uruguayo para abastecerse de combustible pero la torre de control dice que las autoridades deniegan el permiso.

“Comando de Defensa aérea Uruguaya no le autoriza ingreso a espacio aéreo uruguayo. Usted corfímeme si retorna a Ezeiza o cuáles son sus intenciones”, dice el audio.

En tal sentido, el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillo, aseguró el 20 de junio que su país no puso en riesgo a la tripulación del avión de carga venezolano-iraní de Embrasur cuando no se le permitió aterrizar en Montevideo, porque pudieron regresar a Argentina donde al final la nave fue retenida.

“Es claro que no se puso en riesgo a la tripulación, eso fue lo primero que se tuvo en cuenta de parte del ministro de Defensa (Javier García)”, remarcó Bustillo, al igual que respondió a la administración de Nicolás Maduro sobre su pronunciamiento al decir que eso “no hace mella” en Montevideo y que además, como son soberanos, tienen sus propias decisiones.

Mientras, la tripulación de 19 personas sigue en el Hotel Plaza Central Canning y el pago de las habitaciones, que ha hecho Conviasa hasta el momento, termina este miércoles 21 y según medios argentinos, nadie ha pedido que se extienda el periodo de alojamiento.

El juez Federico Villena, quien ordenó la retención de los pasaportes y confiscó todos los artículos electrónicos, ordenó la devolución de teléfonos y computadoras a estas personas porque ya fue descargada la información de todos por las autoridades. Sin embargo, hay que esperar el peritaje.