sábado, 22 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fiscal Karim Khan pidió a la CPI órdenes de captura contra líderes de Hamás y de Israel

Según la oficina de la CPI, Netanyahu y Gallant habrían cometido delitos como provocar hambruna a civiles en esa zona, causar “graves sufrimientos o daños graves a la integridad física o la salud” de forma intencional, homicidio intencional, dirigir ataques de forma intencional contra civiles, exterminio y/o asesinato, persecución y otros actos inhumanos.

El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, informó este lunes que su oficina solicitó a la Sala de Cuestiones Preliminares I órdenes de captura contra líderes del grupo islámico Hamás y autoridades de Israel por la situación que se registra en la Franja de Gaza.

A través de un comunicado, Khan aseguró que su oficina, tras recabar las suficientes pruebas y examinarlas, tiene razones para creer que Yahya Sinwar, jefe del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás); Mohammed Diab Ibrahim Al-Masri (Deib), comandante en jefe del ala militar de Hamás, conocida como Brigadas Al -Qassam e Ismail Haniyeh, jefe del buró político de Hamás tienen responsabilidad por la presunta comisión de crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos en el territorio de Israel en Gaza desde al menos el 7 de octubre de 2023.

Entre los delitos señalados por el fiscal de la CPI destacan exterminio, asesinato, toma de rehenes, violación y otros actos de violencia sexual, tortura, trato cruel y ultraje a la dignidad personal.

A juicio del británico, dichos crímenes se cometieron en el contexto de un conflicto armado entre Israel y Palestina, junto a un enfrentamiento armado no internacional entre Israel y el grupo islámico Hamás; con lo que tales delitos se cometieron en “un ataque generalizado y sistemático contra la población civil de Israel por parte de Hamás”, por lo que responsabiliza a Sinwar, Haniyeh y a “Deib” por los fallecimientos de civiles israelíes.

“Estas personas planearon e instigaron la comisión de crímenes el 7 de octubre de 2023 y, a través de sus propias acciones, incluidas visitas personales a rehenes poco después de su secuestro, reconocieron su responsabilidad por esos crímenes. Sostenemos que estos crímenes no podrían haberse cometido sin sus acciones”, dice el texto en el portal de la CPI.

Karim Khan, además, dice que tiene motivos razonables para creer que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Defensa, Yoav Gallant, también tiene responsabilidad en la comisión de crímenes de guerra y lesa humanidad que se han cometido en la Franja de Gaza.

Según la oficina de la CPI, Netanyahu y Gallant habrían cometido delitos como provocar hambruna a civiles en esa zona, causar “graves sufrimientos o daños graves a la integridad física o la salud” de forma intencional, homicidio intencional, dirigir ataques de forma intencional contra civiles, exterminio y/o asesinato, persecución y otros actos inhumanos.

“Israel, como todos los Estados, tiene derecho a tomar medidas para defender a su población. Sin embargo, ese derecho no exime a Israel ni a ningún Estado de su obligación de cumplir el derecho internacional humanitario. Independientemente de los objetivos militares que puedan tener, los medios que Israel eligió para lograrlos en Gaza -es decir, causar intencionalmente muerte, hambre, grandes sufrimientos y daños graves al cuerpo o la salud de la población civil- son criminales”, dice el pronunciamiento de Khan.

En abril, cuando surgieron informes de que el fiscal jefe de la CPI estaba considerando emitir órdenes de captura contra líderes de Israel y Hamás, Benjamín Netanyahu afirmó a CNN que cualquier orden de detención de la CPI contra altos cargos del Gobierno y el Ejército israelíes “sería un ultraje de proporciones históricas”, y que Israel “tiene un sistema jurídico independiente que investiga rigurosamente todas las violaciones de la ley”.

Preguntado por Amanpour sobre los comentarios de Netanyahu, Khan dijo: “Nadie está por encima de la ley”.

Dijo que si Israel no está de acuerdo con dicha corte, “son libres, a pesar de sus objeciones a la jurisdicción, de plantear una impugnación ante los jueces del tribunal y eso es lo que les aconsejo que hagan”.

Israel y Estados Unidos no son miembros de la CPI. Sin embargo, la CPI afirma tener jurisdicción sobre Gaza, Jerusalén Este y la Ribera Occidental después de que los líderes palestinos aceptaran formalmente quedar vinculados por los principios fundacionales del tribunal en 2015.