viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“Estamos en una especie de punto muerto”: al OIEA le alarma el potencial de Irán para construir armas nucleares

Rafael Grossi afirmó que tienen que trabajar y redoblar esfuerzos. “No podemos dejar que las cosas queden sin resolver, porque lo que queda sin resolver tarde o temprano genera un problema”.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) Rafael Grossi se mostró “alarmado” por las recientes afirmaciones de Irán de que pronto estará “técnicamente” en condiciones de construir armas nucleares.

“Estas afirmaciones son preocupantes porque una vez más el foco está en una potencial proliferación. Ignoro la autoridad de la persona, sé quién es, pero claramente son declaraciones alarmantes”, dijo Grossi en una entrevista concedida a EFE en la sede del OIEA.

El vocero del OIEA hizo referencia a las declaraciones de un asesor del líder espiritual Ali Khamenei a la cadena Al Jazeera, de que Irán podría “producir sin problema uranio enriquecido al 90%, la pureza necesaria para bombas atómicas”.

“Son declaraciones que dicen ‘si quiero, puedo’. (Es) muy importante que Irán tenga una conducta en materia de salvaguardias sin mácula. Solamente los países que están considerando desarrollos bélicos enriquecen a ese nivel tan alto”, advirtió Grossi.

“Irán y nosotros tenemos que trabajar y redoblar nuestros esfuerzos. No podemos dejar que las cosas queden sin resolver, porque lo que queda sin resolver tarde o temprano genera un problema”, agregó el responsable del OIEA.

“Estamos en una especie de punto muerto o de espera, de no sé qué realmente, porque está muy claro lo que tenemos que hacer. Pero ciertamente, Irán aún no ha manifestado una disposición a reiniciar este proceso, esta interacción, este diálogo orientado a clarificar las cosas que no están claras”, dijo Grossi.

Los inspectores del OIEA vienen insistiendo desde hace años en que Irán esclarezca el origen de unas partículas humanas en 3 instalaciones no declaradas como nucleares.

Esa falta de información puede constituir una violación del acuerdo de salvaguardias (controles) nucleares entre Irán y el OIEA. Además, puede acabar por ser denunciado ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Tensar la cuerda

Todo ello, al margen de los intentos de restablecer el gran acuerdo nuclear de 2015. Este limitaba el programa nuclear de Irán a cambio de levantar las sanciones internacionales contra la República Islámica.

Estados Unidos, entonces bajo la presidencia de Donald Trump, salió del tratado en 2018. Irán respondió incumpliendo los acuerdos, produciendo sin límite material fisible.

Por eso, Grossi dijo la semana pasada en un discurso en Australia que el Jcpoa hoy por hoy es una “cáscara vacía”. Mientras, las negociaciones entre Irán y EE UU sobre el restablecimiento del acuerdo están bloqueadas desde marzo.

“Los esfuerzos continúan. Aunque de modo poco fructífero por el momento. Ciertamente estamos con bastante poco margen a estas alturas”, advirtió el director general del OIEA. Su agencia está encargada de supervisar y verificar el cumplimiento del Jcpoa.

En cuanto a las afirmaciones iraníes sobre sus capacidades atómicas en medio de los esfuerzos de salvar el tratado, Grossi resumió: “Parece existir una lógica de tensar la cuerda aún más”.