sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Estados Unidos sancionó a 6 funcionarios de Nicaragua

Las restricciones se imponen en coordinación con la Unión Europea que también aprobó nuevas sanciones contra la hija y el hijo de Daniel Ortega, además de 5 personas cercanas al Gobierno.

Estados Unidos anunció este lunes nuevas sanciones económicas contra 6 cargos del Gobierno de Nicaragua.

Además vetó la entrada en su territorio de 116 personas que considera “cómplices de socavar la democracia” nicaragüense.

Esta decisión se produce horas antes de que el presidente Daniel Ortega inicie su quinto mandato.

Las restricciones se imponen en coordinación con la Unión Europea (UE) que también aprobó este lunes nuevas sanciones contra la hija y el hijo de Ortega.

Igual sancionó a otras 5 personas cercanas al Gobierno.

“El presidente Ortega se va a investir para un nuevo mandato presidencial, pero las elecciones predeterminadas que diseñó el 7 de noviembre no le conceden un nuevo mandato democrático, solo pueden hacerlo unas elecciones libres y justas”, dijo en un comunicado el secretario de Estado, Antony Blinken.

Los sancionados

Por una parte, el Departamento del Tesoro estadounidense anunció sanciones económicas contra 3 cargos del aparato militar del país centroamericano.

Así como 2 directivas del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), y otro de la Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas).

Esas sanciones afectan a la ministra de Defensa, Rosa Adelina Barahona y al general de brigada Bayardo de Jesús Pulido Ortiz, que ocupa el tercer mayor grado en la jerarquía en el sistema castrense del país.

Además del jefe del estado mayor del Ejército de Nicaragua, Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz.

El Departamento del Tesoro estadounidense sancionó a los funcionarios de Nicaragua por los “actos estatales de violencia” contra la oposición política y las manifestaciones.

Las protestas en esa nación dejaron desde 2018, más de 300 muertos, 2 mil heridos y el encarcelamiento de “cientos de actores políticos y de la sociedad civil”.

En el caso de la directora general y directora general adjunta de Telcor -Nahima Janett Díaz Flores y Celina Delgado Castellón, respectivamente-, el Departamento del Tesoro las penaliza por “desinformación y persecución de medios independientes”.

Según el comunicado, Telcor “suspendió la licencia de operación del Canal 21” después de que su director “denunciara anomalías en el proceso electoral”.

También operó más de mil cuentas en redes sociales para “difundir propaganda negativa sobre la oposición”.

Por último, sancionó a Ramón Humberto Calderón Vindell, un general del Ejército retirado y presidente de la junta directiva de Eniminas, para golpear los beneficios generados por el control estatal de la minería de oro, dado que el valor de las exportaciones de ese metal en Nicaragua ha “crecido drásticamente en los últimos años”.

Las consecuencias

Las sanciones de la Oficina del Control de Activos Extranjeros (OFAC, en inglés) del Departamento del Tesoro implican el bloqueo de todas las propiedades o activos que puedan tener esas personas en Estados Unidos o bajo el control de estadounidenses, y les prohíbe cualquier transacción con ciudadanos que estén en ese país.

En paralelo, el Departamento de Estado impuso restricciones de visado a “116 individuos que son cómplices de socavar la democracia en Nicaragua, incluidos alcaldes, fiscales y administradores de universidades, así como funcionarios de Policía, prisiones y de defensa”, indicó Blinken en su comunicado.

El Departamento de Estado ya impuso en los últimos meses restricciones de viaje a decenas de nicaragüenses.

Sin embargo, no identifica a aquellos que perdieron su visado estadounidense.

Los datos sobre esos documentos son confidenciales, de acuerdo a la ley de Estados Unidos.