viernes, 1 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Estados Unidos asegura que no ve “ninguna señal tangible” de desescalada por parte de Rusia

Estados Unidos insiste en que un ataque ruso a Ucrania puede ser “inminente”, mientras Rusia niega que planee una invasión y alega que tiene el derecho soberano a emplazar tropas en su territorio.

El Gobierno de Estados Unidos aseguró este lunes que no ha visto “ninguna señal tangible” de desescalada por parte de Rusia en medio de las crecientes tensiones por la concentración de tropas en la frontera con Ucrania y el temor de una nueva invasión rusa.

“No hemos visto ninguna señal tangible, real de desescalada (…) Necesitamos que haya desescalada para que avance la diplomacia”, remarcó Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, sobre las actuaciones de Rusia.

Poco antes, Washington anunció que inició el proceso para “reubicar temporalmente” su embajada en Ucrania. Cesará sus operaciones en la capital, Kiev, y se trasladará a la mayor ciudad del oeste del país, Lviv, cerca de la frontera con Polonia, “por prudencia”.

Preguntado acerca de los comentarios este lunes del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en los que señalaba que hay posibilidades de un acuerdo con Estados Unidos y la OTAN sobre “asuntos clave” de las garantías de seguridad que demanda Moscú, el funcionario estadounidense remarcó su escepticismo.

“Si a los comentarios del ministro Lavrov le siguen señales concretas de desescalada, desde luego que les daríamos la bienvenida”, señaló Price.

Sin embargo, remarcó, Washington “aún” no ha visto pruebas de ello.

Rusia continúa concentrando tropas en fronteras

A la vez, remarcó que Moscú continúa concentrando tropas en la frontera con Ucrania y alertó que “Rusia se está posicionando para, si toma la decisión, atacar de forma rápida y agresiva a Ucrania por varios flancos”.

El pasado fin de semana se produjo una nueva llamada telefónica entre el presidente estadounidense y su homólogo ruso, Vladímir Putin; sin que hubiese progresos de cara a una solución a la crisis de Ucrania.

Las tensiones entre Kiev y Moscú han aumentado desde noviembre pasado, después de que Rusia emplazara más de 100 mil tropas en las cercanías de la frontera ucraniana; lo cual disparó las alarmas en Ucrania y Occidente, que denunció los preparativos para una invasión.

Estados Unidos insiste en que un ataque ruso a Ucrania puede ser “inminente”. Mientras que Rusia niega que planee una invasión y alega que tiene el derecho soberano a emplazar tropas en cualquier punto de su territorio.