miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Enmascarados irrumpen en rescate de migrantes en el mar y se llevan la barca

En las últimas horas, en cuestión un día, el barco humanitario Sea-Eye 4 rescató a 231 migrantes en cinco misiones en las mismas aguas, entre ellos una madre con su bebé y una mujer embarazada.

La nave humanitaria Ocean Viking, de la ONG europea SOS Mediterranée, rescató este martes a 93 migrantes en el Mediterráneo central, en una operación con un incidente poco común: en medio del salvamento llegaron dos personas enmascaradas que asustaron a los migrantes y se llevaron la barca en la que navegaban.

“Esta mañana, el Ocean Viking rescató a 93 personas, entre ellas cuatro mujeres y tres niños” que viajaban en una barca de madera, informó SOS Mediterranée en su cuenta de la red social X.

Todo sucedió en aguas internacionales, a decenas de millas de las costas de Libia. En un incidente poco habitual, cuando “llegaron a la escena dos lanchas” conducidas por dos hombres con pasamontañas de los cuales la ONG no pudo determinar la identidad.

Estas dos personas, “con el rostro cubierto”, abordaron la barca de madera con los migrantes aún a bordo, lo que “generó pánico”. Ante ello, una quincena de personas “saltó al agua” por miedo y tuvieron que ser rescatadas por los equipos del Ocean Viking.

Mientras tanto, los dos sujetos con rostro cubierto se subieron a la embarcación en la que viajaban los migrantes y se la llevaron vacía, agregó SOS Mediterranée.

La ONG no supo concretar quiénes eran los individuos con el rostro cubierto, mientras que fuentes humanitarias aseguraron a EFE que podría tratarse de milicianos o miembros de la Guardia Costera de Libia que colaboran en el tráfico de personas en la ruta migratoria del Mediterráneo central.

Más migrantes rescatados en las últimas horas

Los equipos de emergencia de SOS Meditarranée trataron médicamente a varias personas que se tiraron en el mar durante el incidente, y finalmente pudieron recuperar sanos y salvos a los 93 migrantes que zarparon desde las costas de Libia en dirección a Italia.

En las últimas horas, en cuestión un día, el barco humanitario Sea-Eye 4 rescató a 231 migrantes en cinco misiones en las mismas aguas, entre ellos una madre con su bebé y una mujer embarazada, y la embarcación se dirige ahora con 174 de los migrantes rescatados al puerto de Génova, a unas 600 millas náuticas de distancia.

En lo que va de 2024, más de 27 mil migrantes han llegado a Italia a través del Mediterráneo central, una cifra mucho más baja que la registrada durante el mismo margen de tiempo el año pasado, cuando fueron más de 71 mil.