miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

EE UU asesinó al líder del EI durante ataque aéreo con dron en Siria

El Comando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos confirmó este martes la ejecución y aseguró que no se produjeron bajas civiles en el ataque.

El Comando Central (Centcom) de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos confirmó este martes que mató al líder del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria, Maher al-Agal, en un ataque aéreo con dron.

“Además de ser un líder veterano del grupo, al-Agal fue responsable de promover intensamente el desarrollo de redes del EI fuera de Irak y Siria”, explicó una nota emitida por el organismo.

Según el Centcom, no se produjeron bajas civiles en el ataque. Sin embargo, también fue herido uno de los colaboradores estrechos del líder terrorista.

“El ataque reafirma el compromiso del Centcom con la región y la derrota definitiva de EI”. Así lo dijo uno de los portavoces de la oficina, Joe Buccino, en el comunicado. Asimismo añadió que el EI “continúa siendo una amenaza para Estados Unidos y para sus aliados en la región”.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos avisó la mañana de este martes que el líder del EI había muerto durante el ataque de un dron de EE UU en una zona ocupada por Turquía en la provincia de Alepo, en Siria.

El ataque se produjo meses después de que otra operación estadounidense acabara con la vida del anterior “califa” del EI, Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, en el noroeste de Siria.

¿Quién era Al Agal?

Maher al-Agal se mudó en 2020 a la región ocupada por Turquía. Contaba con una identidad falsa: otro nombre emitido por el Consejo local de Afrín, en la que ponía que era miembro de la facción Jaysh al Sharkiya; este grupo lo respalda Ankara, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

La misma fuente indicó que Maher al-Agal fue un líder destacado del EI durante el control de la organización de la ciudad de Al Raqa; esta se considera la capital de facto del grupo yihadista en Siria. La recuperaron en 2017 las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por EE UU.