viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Crisis en Bolivia: Tanque militar ingresa a sede del Ejecutivo

La canciller Celinda Sosa denunció ante la comunidad internacional las movilizaciones irregulares de unidades del Ejército que “atentan contra la democracia, la paz y la seguridad del país”.

Un tanque tiró las puertas de la sede del Ejecutivo de Bolivia e ingresó a las 15:51 horas, en un movimiento irregular, denunciado por el presidente Luis Arce. Ocurrió luego que el comandante general del Ejército boliviano, Juan José Zuñiga, amenazara con tomar la sede del Gobierno y cambiar el gabinete.

Momento antes, varios tanques y militares fuertemente armados tomaron este miércoles la plaza frente a la sede del Ejecutivo boliviano.

El comandante general del Ejército de Bolivia, Juan José Zuñiga, amenazó horas antes con tomar la sede del Ejecutivo boliviano. Se desplazaba en un tanque seguido de más vehículos militares que se movilizan de manera irregular en la plaza en la que se ubica la sede del Gobierno en La Paz.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, había denunciado esos movimientos irregulares de militares en frente a la sede del Gobierno en la ciudad de La Paz. Mientras que ciudadanos y medios locales reportaron la presencia de tanques y militares fuertemente armados.

“Denunciamos movilizaciones irregulares de algunas unidades del Ejército Boliviano. La democracia debe respetarse”, alertó Arce en cuenta de X.

La canciller de Bolivia, Celinda Sosa, denunció ante la comunidad internacional las movilizaciones irregulares de unidades del Ejército que “atentan contra la democracia, la paz y la seguridad del país”.

“Hacemos un llamado a la Comunidad Internacional, a la población boliviana a hacer respetar los valores democráticos y respaldar al gobierno de Luis Arce Catacora, constitucional y legítimo elegido por la voluntad soberana del pueblo boliviano”, afirmó Sosa a través de un video subido a X.

Militares quieren liberar a presos políticos

El general Juan José Zúñiga, líder del movimiento militar de la tarde de este miércoles en Bolivia, anunció un nuevo gabinete de gobierno en Bolivia, pero que por el momento reconoce al presidente actual, Luis Arce, como comandante en jefe del Ejército.

“No puede seguir así nuestro Estado, haciendo lo que le da la gana. Estamos mostrando nuestra molestia. Es deber, obligación, que sus Fuerzas Armadas otra vez recuperen esta patria. Basta de empobrecer la patria y de humillar al Ejército”, exigió el general Zúñiga, en unas declaraciones difundida por el medio Los Tiempos.

Además, Zuiga aseguró que liberará a los presos políticos, incluida la expresidenta Jeanine Áñez, y (al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando) Camacho.

Reaccionando al intento del golpe de Estado, Arce ha reclamado a los militares que se desmovilicen, a través de un discurso a la nación que han retransmitido los medios bolivianos, recogió el diario ABC de España.

De hecho, el presidente ha pedido una movilización de la población boliviana para frenar el intento de golpe de Estado. Después ha tomado juramento a nuevos líderes militares leales al Gobierno, la democracia y la Constitución, que han reclamado que las tropas que han salido a las calles se desmovilicen.

Tanquetas y personal militar se han apostado alrededor del kilómetro cero de la sede de Gobierno, ha informado el medio boliviano La Razón, que ha indicado que el propio Zúñiga ha acudido al lugar en una tanqueta y armado. Zúñiga, aún estás a tiempo, le ha gritado el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, que ha llegado al lugar para reclamar al militar por las acciones militares.

El expresidente de Bolivia Evo Morales (2006-2019) dijo este miércoles que se gesta un “golpe de Estado” en el país después que se conociera un despliegue irregular de tanques y militares fuertemente armados frente a la sede de Gobierno en la ciudad de La Paz.

También convocó a una “movilización nacional para defender la Democracia” y acusó al comandante general del Ejército de Bolivia Juan José Zuñiga de estar a la cabeza de la operación militar.