domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Corte Suprema de Colombia aprobó extradición de alias “Otoniel”

En marzo pasado, la JEP rechazó la solicitud de sometimiento de Úsuga, quien había pedido ser juzgado por este tribunal especial que puede llegar a otorgar penas no privativas de la libertad.

La Corte Suprema de Justicia avaló este miércoles la extradición a EE UU de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel y máximo jefe del Clan del Golfo, detenido en una operación conjunta de la Policía y las Fuerzas Militares en el noroeste de Colombia en octubre pasado, confirmaron a EFE fuentes del alto tribunal.

Úsuga es requerido por la justicia de Estados Unidos por delitos relacionados con narcotráfico, mientras que en Colombia tiene 122 órdenes de captura y seis sentencias condenatorias, entre ellas dos de 40 y 50 años de prisión, por homicidio agravado, homicidio en persona protegida, desaparición forzada, desplazamiento forzado y reclutamiento ilícito de menores.

Tanto la Cancillería como el Ministerio de Justicia ya habían dado luz verde a la extradición de alias Otoniel y sólo faltaba la decisión de la Corte Suprema de Justicia para que se pueda hacer efectiva la extradición del que era en el momento de su detención el narcotraficante más buscado del país.

Ahora todo queda en manos del Gobierno colombiano para que firme el documento que autoriza la extradición del máximo jefe del Clan del Golfo, la mayor banda de narcotraficantes del país que también está vinculada con la minería criminal y la extorsión a migrantes ilegales.

Alias Otoniel busca someterse a la justicia en Colombia

Úsuga está preso en Bogotá en una celda de seguridad de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía colombiana; ha rendido varias veces versiones ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y la Comisión de la Verdad.

En marzo pasado, la JEP rechazó la solicitud de sometimiento de Úsuga, quien pidió que lo juzgara este tribunal especial que puede llegar a otorgar penas no privativas de la libertad.

Antes de ser capturado el 23 de octubre pasado, Otoniel era buscado intensamente desde 2015 en la región de Urabá. Miles de policías y militares participaron en las dos fases de la “Operación Agamenón”; mediante la cual fueron abatidos y detenidos decenas de hombres que estaban bajo su mando y en la que se incautaron centenares de toneladas de cocaína.

En septiembre de 2017, tras la firma de la paz con las FARC y la apertura de diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), alias Otoniel anunció en un video colgado en las redes sociales su intención de someterse a la justicia. Con ello hizo pensar en la posibilidad de alcanzar la paz después de más de medio siglo de conflicto armado en varios frentes internos, algo que finalmente no ocurrió.