sábado, 2 de julio de 2022

Congreso de Perú instó a Pedro Castillo a renunciar tras aprobar moción de censura

Con 61 votos a favor, 43 en contra y tres abstenciones, el pleno del Legislativo peruano aprobó la moción de censura contra Castillo.

Con 61 votos a favor, 43 en contra y tres abstenciones, el pleno del Legislativo peruano aprobó la moción de censura contra Castillo.

El Congreso de Perú aprobó el 7 de abril un exhorto al presidente de ese país, Pedro Castillo, a aprobar su “renuncia irrevocable” al cargo “de forma inmediata” tras ocho meses de gobierno.

Con 61 votos a favor, 43 en contra y tres abstenciones, el pleno del Legislativo peruano aprobó la moción de censura contra Castillo, luego que el mandatario pudiera sortear otras dos acciones; la última de ellas ejecutada hace 10 días.

De acuerdo al documento presentado como orden del día, se hace referencia a la presunta incapacidad e ineficiencia de Pedro Castillo para manejar los asuntos de Estado, así como enfatizan el hecho -entre otras cosas- de la intención de entregar territorio marítimo a Bolivia, son elementos a considerar para tomar la decisión.

Sin embargo, aclaran que la medida no tiene efectos prácticos porque “no es vinculante”, sino es más bien simbólica.

Flor Pablo, representante en el Congreso del Partido Morado, dejó en claro que está a favor de que Castillo renuncie, pero consideró que la moción de exhortación, presentada por la legisladora Rosselli Amuruz del ultraderechista Avanza País, “es un saludo a la bandera”.

“Tenemos mecanismos más efectivos de control político como la interpelación al premier, pero algunos deciden no apoyarla. Ese es el contrasentido del Congreso”, explicó en su cuenta de Twitter.

Los legisladores también proponen que no solo se aplique una moción de censura solamente, sino que faltan mecanismos adicionales que permitan “cambiar las reglas de juego”.

Pedro Castillo encabezó el jueves un consejo de ministros descentralizado en la ciudad de Huancayo, que fue el foco de las protestas de los transportistas, que derivó en bloqueos, saqueos y enfrentamientos con el resultado de al menos seis fallecidos y decenas de heridos en todo Perú.

En Huancayo, Castillo se disculpó por unas declaraciones en las que afirmó que “algunos dirigentes y cabecillas” habían sido pagados para realizar el paro de transportistas que comenzó hace diez días y alentó a la población a salir a las calles a protestar de forma pacífica.

La crisis en Perú llegó a un punto clímax cuando un grupo de manifestantes violentos protagonizaron la noche del 5 de abril acciones contra edificios públicos como la Corte Superior de Justicia y la sede del Jurado Nacional de Elecciones, rompiendo los vidrios de la fachada principal del edificio e incluso sustrajeron equipos como computadoras, microondas y otros insumos; que algunos fueron recuperados por la Policía.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img