jueves, 30 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Condenan a 14 años de prisión por narcotráfico al hermano de Piedad Córdoba

El colombiano fue extraditado a Nueva York a principios de 2023 y se declaró culpable en enero del cargo de narcotráfico.

Un tribunal de Nueva York condenó este viernes a 14 años de prisión al hermano de la fallecida exsenadora colombiana Piedad Córdoba, Álvaro Córdoba, por conspirar con personas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para exportar cocaína a Estados Unidos.

Córdoba, de 65 años de edad, también fue sentenciado a cuatro años de libertad vigilada, según un comunicado de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

El colombiano fue extraditado a Nueva York a principios de 2023 y se declaró culpable en enero del cargo de narcotráfico, por el que la Fiscalía solicitaba entre 17 y 21 años de cárcel.

“Quienes pretenden inundar nuestras calles de estupefacientes se enfrentarán a graves consecuencias, especialmente cuando se asocian con organizaciones violentas de narcotraficantes como las FARC”, dijo en el comunicado el fiscal Damian Williams.

Negociación con cártel mexicano

De acuerdo con el tribunal, el colombiano negoció con varias personas que creía que eran narcotraficantes de un cártel mexicano que intentaba distribuir cocaína desde Venezuela a EE UU, pero en realidad colaboraban con la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA).

En diciembre de 2021, Córdoba “vendió” a los supuestos narcotraficantes una muestra de 5 kilogramos de cocaína procedente de una finca vinculada con las FARC y situada a las afueras de la ciudad colombiana de Medellín, según la Fiscalía.

La autoridad indica que cuando fue arrestado, en febrero de 2022, estaba negociando un acuerdo más sustancial con el cártel mexicano, de unos 500 kilogramos de cocaína semanales.

La senadora Piedad Córdoba, fallecida en enero, formaba parte del Pacto Histórico, el partido que llevó al poder al presidente Gustavo Petro.

Córdoba era señalada por tener vínculos con el empresario colombiano Alex Saab, liberado en diciembre por Estados Unidos en un canje de detenidos con Caracas y quien funge como presidente del Centro Internacional de Inversión Productiva (CIIP) de Venezuela.