sábado, 2 de julio de 2022

Candidatos presidenciales expresan “una desconfianza absoluta” hacia la autoridad electoral de Colombia

En un debate organizado por el diario El Tiempo y la revista Semana también se refirieron a la amenaza que supone para Colombia la banda criminal del Clan del Golfo.

En un debate organizado por el diario El Tiempo y la revista Semana también se refirieron a la amenaza que supone para Colombia la banda criminal del Clan del Golfo.

Los candidatos presidenciales Gustavo Petro, Federico Gutiérrez y Sergio Fajardo manifestaron este lunes su desconfianza en la Registraduría, la entidad encargada de organizar las elecciones del próximo domingo en Colombia y muy criticada por su actuación en los comicios legislativos del 13 de marzo.

Así lo aseguraron durante un debate organizado por el diario El Tiempo y la revista Semana, al que no asistió el populista Rodolfo Hernández, tercero en las encuestas. Canceló su participación a última hora.

Este, además, es el primer debate al que asiste Petro en más de 2 meses luego dialogar con su equipo sobre la pertinencia de volver a participar en estas discusiones. Se celebra a solo 6 días de los comicios del 29 de mayo.

Discusión sobre el registrador

El registrador Alexander Vega está en el ojo del huracán desde las legislativas de marzo a raíz de las inconsistencias que se presentaron en el preconteo de votos para el Senado y la Cámara de Representantes. Fueron denunciadas por el Pacto Histórico, la coalición de izquierdas que apoya a Petro.

El escrutinio definitivo le adjudicó a esa formación casi 400 mil votos más de los informados inicialmente para el Senado. Ello dio pie a una demanda de un abogado contra Vega, que no prosperó porque, según el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, la competencia para juzgar al funcionario es de la Procuraduría.

En esa línea Petro, favorito en las encuestas de intención de voto, señaló que los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, así como el partido oficialista Centro Democrático, han “anunciado la necesidad de suspender al registrador nacional” a unos días de las votaciones, lo que desestabilizaría el proceso electoral.

Por su parte, Gutiérrez, del derechista Equipo por Colombia, y segundo en los sondeos, calificó lo dicho por Petro como “otro distractor más de los que está acostumbrado a dar en el país”.

Garantías

“Lo que necesita el país es que se nos den garantías, que tengamos unas elecciones justas, marcadas por la legalidad. Hay muchas cosas que no se han aclarado desde todo lo que ocurrió en la jornada legislativa”, señaló.

Entre tanto, Fajardo, de la Coalición Centro Esperanza y cuarto en las encuestas, manifestó que tiene “una desconfianza absoluta en el señor registrador. Su comportamiento en lo que pasó en las elecciones del 13 de marzo dejó mucho que desear”.

“Han pasado muchas cosas extrañas en todo el recorrido durante estos últimos años y tengo una desconfianza profunda (…). El llamado de Petro de un golpe de Estado es una cortina de humo lanzada en medio de una campaña presidencial para llamar la atención”, añadió.

Paro armado

Los candidatos también se refirieron a la amenaza que supone para Colombia la banda criminal del Clan del Golfo. El grupo ordenó un “paro armado” a principios de este mes en represalia por la extradición a Estados Unidos del máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel.

Dicha acción armada paralizó a un centenar de municipios del país. Sobre todo, en la región de Urabá (noroeste), en la costa Caribe y el norte de la Pacífica.

Al respecto, Fajardo lamentó que “un grupo criminal fue capaz durante 4 días de ejercer control en parte del territorio. Eso significa el poder que tienen y demuestran que este gobierno, el que siempre se vanaglorió de dar la seguridad en el territorio, no lo hizo”.

“Vimos el mayor daño a una sociedad: ver unos criminales ejerciendo el poder y el papel del Estado”. Así lo añadió en referencia a la acción tardía del gobierno del presidente Duque.

Criminales

Ante lo ocurrido, Gutiérrez señaló que “hay que tener una política de sometimiento. El Clan del Golfo no representa ninguna estructura política para hablar de una mesa de diálogo o negociación, o peor aún, que sus cabecillas pretendan llegar también con curules al Senado”. Lo dijo en referencia a los excombatientes de las FARC que hoy son congresistas.

Petro coincidió con Gutiérrez. “No se puede hacer una negociación política con una organización multicrimen”, como considera que es el Clan del Golfo.

“Esa organización multicrimen no puede tener negociación con el Gobierno ni con el presidente, ni puede versar sobre el poder político”, detalló.

Durante el debate, los 3 candidatos también hablaron brevemente de otros temas de coyuntura en Colombia. A saber: reformas a la salud y al sistema pensional, así como de medidas para reducir la desigualdad y las relaciones con Venezuela.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img