jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Aplastante triunfo de Ayuso en Madrid estremece tablero político en España

Miembros del gobierno de Pedro Sánchez piden una “reflexión” seria de la derrota del PSOE: “No podemos quedar indiferentes”. La ganadora de las elecciones pide a su partido (PP) soltar las riendas de “la ilusión” que comenzó en Madrid. | Foto DPA

Madrid.- La derrota sufrida por el PSOE en la Comunidad de Madrid, cosechando su peor resultado histórico en la región, ha levantado ampollas tanto entre miembros del Gobierno como de la dirección socialista que creen que es necesario hacer autocrítica y una “reflexión seria y a fondo” de lo ocurrido.

La presidenta en funciones de la Comunidad y ganadora de las elecciones, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido este miércoles al Partido Popular intentar no frenar “la ilusión” que comenzó en Madrid y ha recalcado que los comicios autonómicos han hecho que “el tablero” haya cambiado.

Dirigentes socialistas no ven necesarios cambios en el Gobierno y aunque no ven extrapolable el 4M creen que sí puede condicionar el voto

Así lo ha trasladado durante su intervención en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde ha hecho hincapié en que quiere que la “tremenda” ilusión que se ha vivido en Madrid durante la campaña “siga por toda España”.

Ayuso que “ha roto todos los puentes” y ha desbancado “al socialismo convencional”, que incluso le ha llegado a dar su “apoyo” en esta campaña.

Y aunque entre la dirección del PSOE no hay unanimidad sobre si los madrileños votaron o no la gestión del Gobierno durante la pandemia, la mayoría de los consultados considera que los cambios no tienen por qué afectar al gobierno de Pedro Sánchez pero sí a nivel regional, en el PSOE-M.

Fuentes del Ejecutivo consultadas por Europa Press creen “lógico” que haya una “reflexión y un análisis serio” del batacazo que se llevó el PSOE en las elecciones regionales. Opinan que es necesario valorar la campaña electoral que se ha llevado a cabo y que ha estado diseñada desde la Moncloa, por el jefe de gabinete de Pedro Sánchez.

Una campaña en la que primero el jefe del Ejecutivo eclipsó a su candidato, para después tener una presencia más discreta y en la que además Gabilondo fue dando bandazos a mitad de la contienda, pasando de cortejar al centro a girar a la izquierda mirando a un Pablo Iglesias que, además, ha sido derrotado también por su escisión.

Estas fuentes consideran que el Gobierno y el partido no se pueden quedar indiferentes ante lo que ocurrió el martes y deben tomar cartas en el asunto. No obstante, no han querido ir más allá en cuanto a la naturaleza de los cambios a llevar a cabo.

La campaña se hizo desde Moncloa

De hecho, algunos consultados creen que la campaña se la han tenido que diseñar desde Moncloa por las carencias internas del partido en Madrid. Un diseño que también han criticado por los “bandazos” que ha ido dando el candidato. En este sentido ironizaban con los “fontaneros de Moncloa, que solo adquieren forma corpórea cuando tienen éxitos, nunca con los fracasos”.

Una de las fuentes ha afirmado incluso que “el gato al agua se lo ha llevado la que se lo ha currado”, es decir, la presidenta de la Comunidad de Madrid. Otro lamenta que la candidata del PP les haya ganado además “con el término libertad”, y critica que no hayan sabido contrarrestar el “trumpismo” que representa, a su juicio, Díaz Ayuso.

También señalan que la “oposición blanda” de Gabilondo ya hizo que la candidata de Más Madrid, Mónica García, se hiciera con el liderazgo de la izquierda en la Asamblea durante la pandemia, y que ahora en las urnas se haya visto confirmado.

El resultado de Madrid ¿se puede generalizar?

En lo que sí coinciden tanto Elorza como otros dirigentes es en que el resultado de los comicios no tiene por qué afectar a la gobernabilidad de España por mucho que la derecha quiera restar legitimidad a un “gobierno legítimo”.

A este respecto, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha defendido este miércoles que el Gobierno “está en lo que tiene que estar, que es en la estabilidad política y en los fondos de recuperación”, y en el “realismo”, más allá de la “reflexión crítica” que debe hacer, a su juicio, el PSOE por la derrota “sin ambages” en Madrid.

Eso sí, Calvo ha insistido en la idea que no han dejado de repetir desde hace días tanto en el Gobierno y en el PSOE, a medida que iban empeorando los pronósticos para Gabilondo en las encuestas: que las del 4 de mayo eran unas elecciones “territoriales”. “Madrid es España, y es muy importante, pero el resto de España importa y existe”, ha avisado.