“No tenemos las mismas facilidades que antes, la crisis nos ha afectado significativamente”, admite la rectora María Elena Latuff quien resalta el fomento de programas para la obtención de recursos para las investigaciones.

@mlclisanchez
La Universidad Nacional Experimental de Guayana cumplió 38 años en medio de una desalentadora realidad que contrasta con los estándares de excelencia de un recinto de educación superior.

La paralización de los servicios de transporte y comedores y una fuga importante de profesores debido a la urgencia de la crisis humanitaria figuran entre los retos del presente para la institución que literalmente sobrevive.

Pero queda la oración y por eso este lunes se celebró una misa de acción de gracias para recordar la creación de esta casa de estudios, una actividad realizada en su sede de Chilemex, en Puerto Ordaz.

La eucaristía contó con la presencia y homilía del padre Antonio Fuentes del Cid, párroco de la iglesia Nuestra Señora del Valle.


La rectora de la UNEG quiso subrayar que “la institución ha dado todo para que la universidad siga funcionando, siga cumpliendo con su función”
     

La rectora de la institución, María Elena Latuff, con 11 años en el cargo, aseguró que pese a las circunstancias, la universidad que ahora cuenta con una matrícula de 20 mil estudiantes continúa de pie.

Expuso que muchas de las instalaciones que hoy funcionan en la universidad lo hacen debido al esfuerzo de los estudiantes, que han luchado por derechos que deberían ser concedidos, pues les corresponde según la Constitución Nacional.

“Ahorita estamos culminando un semestre con muchas dificultades, pero terminamos. Pusimos todo el empeño y terminamos. La institución ha dado todo para que la universidad siga funcionando, siga cumpliendo con su función”, expresó.

Latuff resaltó la importancia de seguir fomentando programas para la obtención de recursos para las investigaciones, y demás iniciativas de la academia.

“Estamos empeñados en lograr financiamiento para nuevos programas, no solo para las instalaciones sino para la actualización profesional y mejorar la calidad de vida del personal que se incorpora a esos programas generadores de ingresos propios para la universidad”, sostuvo.

La academia tiene el reto de diversificar programas y proyectos además de estrategias de investigación. “No tenemos ahorita las mismas facilidades que antes, la crisis nos ha afectado significativamente”, manifestó Latuff. Los problemas más críticos que enfrenta la casa de estudios son transporte y alimentación, según las declaraciones de la rectora.

Un enfoque comunitario

Por motivo de la celebración de los 38 años de la Universidad Experimental de Guayana, el padre Antonio Fuentes del Cid, párroco de Nuestra Señora del Valle ofreció una homilía para incentivar a los estudiantes a perseverar para reconstruir el sistema educativo.

El padre Fuentes aseguró que es necesario tener un enfoque comunitario para sobrellevar las necesidades actuales de la academia. “Reconociendo a nuestros hermanos y reconociendo nuestras faltas personales y comunitarias podremos comenzar un camino de renovación tanto espiritual como social, que lo necesitamos en estos momentos. Para eso necesitamos poner nuestros dones y talentos al servicio de nuestra comunidad”.

Además, expresó que pese a las dificultades que enfrenta este recinto universitario, siempre habrá esperanza de una reconstrucción completa.

“Si ponemos en marcha toda nuestra creatividad y todo aquello que somos y tenemos, podremos reconstruir esta universidad que ha sido golpeada por la situación que se vive. En medio de todo hay esperanza”.

 
Este lunes se realizó una misa de acción de gracias para celebrar los 38 años de la UNEG en su sede de Chilemex en Puerto Ordaz
 
JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework