Sin comida, sin teléfono y con solo un termo de agua, Nisbel Bolívar, trabajador de Sidor caminó para exigir la reactivación de su salario. Llegó pasadas las 2:30 de la tarde luego de caminar más de 30 kilómetros.

El trabajador de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), Nisbel Bolívar, marchó -este lunes 19 de octubre- desde Ciudad Bolívar hasta los portones de la estatal en Puerto Ordaz, a más de 95 kilómetros de distancia. La caminata, que combinó con un recorrido en carro, la hizo en protesta por la suspensión de su salario desde el 30 de septiembre.

Bolívar anunció una huelga de hambre -el 12 de octubre- en los portones de Sidor en rechazo al impago. El mismo día levantó su protesta tras un acuerdo con la estatal, que posteriormente fue incumplido.

Desde marzo, Sidor y las empresas afiliadas a la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) limitaron aún más la entrada de trabajadores a planta luego del Estado de Alarma decretado por Nicolás Maduro. Esto trajo consigo que los trabajadores dejaran de asistir y la empresa suspendiera el pago de quienes cumplieran entre seis meses y un año sin presentarse.

Más de 30 kilómetros

    La Intersectorial de Trabajadores de Guayana (Heres) detalló que además de Sidor, hay trabajadores de Ferrominera y Bauxilum a los que les han suspendido el pago por no poder ir a las empresas | Fotos ITG

Luego de caminar más de 30 kilómetros y conseguir dos conductores que lo trasladaran la otra parte del recorrido, el sidorista llegó a Puerto Ordaz agotado, con problemas cardíacos, dolor de cabeza y cansancio en los pies, pasadas las 2:30 de la tarde.

“De aquí no me voy hasta que me den una respuesta”, declaró en los portones de Sidor. En su casa no quedan alimentos, por lo que -asegura- no puede regresar sin garantías de pago de su salario. El trabajador siderúrgico conoce de al menos otros 20 trabajadores de Ciudad Bolívar que no han cobrado al no tener cómo trasladarse a la estatal. Aseguró que de no tener respuesta la tarde del lunes, retomará la huelga de hambre.

Bolívar culpó a la Corporación Venezolana de Guayana y a Sidor de la suspensión del pago. “No es a nosotros a quienes nos quitan el pago, son nuestros niños los más perjudicados”, expresó en un video de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (Heres) antes de comenzar su marcha.

Bolívar tiene cuatro hijos de 21, 15, 8 y 7 años, esta última la más perjudicada en materia alimentaria.

Sin comer bien

Carolina Martínez, esposa del trabajador, expresó que la empresa transfirió 2 millones de bolívares ($ 4,3) en la última quincena, cuando el pago regular es de 10 dólares. Esto solo les alcanzó para dos paquetes de harina de maíz precocida, un arroz y un aceite.

De sus 51 años de vida, Bolívar ha dedicado 30 a la estatal, la cual desactivó su ficha por la cuarentena y luego le suspendió el pago al no asistir desde marzo. “La misma empresa le dijo: quédate en casa”, comentó.

Martínez estaba preocupada por las pocas condiciones de Bolívar para emprender una caminata de tantos kilómetros. Solo se están alimentando una vez al día y Bolívar ya ha perdido 20 kilos. Además de eso no llevó alimentos para contrarrestar el desgaste por el calor y la marcha. “No se llevó nada porque no tenemos nada en la casa, solo agua”, cerró.

Un problema de vieja data

Dirigentes sindicales de Sidor protestaron -el primero de junio- en el edificio administrativo II de Sidor, por la suspensión de salarios de sidoristas que quedaron fuera del plan de contingencia por la COVID-19. Para ese entonces aproximadamente 500 trabajadores quedaron sin cobrar luego de dejar de asistir a la planta por falta de transporte. Cruz Hernández, presidente de Tendencia Clasista, denunció que solo estaban funcionando 18 de los 215 autobuses con los que contaba Sidor.

Aunque los días siguientes la estatal fue reactivando el pago a los trabajadores que se presentaron a la planta, dirigentes reclamaron que trabajadores de El Pao, Sierra Imataca, Upata y Ciudad Bolívar además de que no podían trasladarse y llegar a la empresa, tenían dificultades para acceder porque sus fichas fueron desactivadas.

Con la planta paralizada cerca de 10 mil trabajadores se mantienen fuera de la empresa, algunos sin salario al no haber podido trasladarse a Sidor.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework