miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Viejos supermercados, bodegones y nuevos hipermercados: así va el negocio en Venezuela

Las cifras de ANSA señalan el cierre de cerca de 60 locales o que cambiaron de ramo en los últimos dos años. Mientras que en enero de 2021, los empresarios se atrevieron a remodelar 61 tiendas y enero de 2022 se hizo lo propio con 59 locales más.

Redireccionamiento del negocio, remodelaciones, ampliaciones, cambios de imagen y hasta cierre de locales ha caracterizado al sector de la venta de productos de consumo masivo en Venezuela en los últimos años. Sin embargo, lo que ha llamado más la atención es la aparición de nuevos actores y el fortalecimiento de los llamados hipermercados, en una economía que lucha por seguir recuperando lo perdido y ante los aún bajos niveles de consumo de la población.

Como todos los sectores de la economía del país, el de los supermercados tuvo que innovar para mantenerse en un entorno de crisis, hiperinflación, devaluación, poco acceso al financiamiento, fuertes regulaciones, escasez y cuarentena. Uno de los aspectos más significativos es el cambio de los patrones de consumo de los venezolanos, para lo cual los negocios tradicionales tuvieron que adaptarse y los nuevos miembros del sector entraron para ocupar el espacio de ese nicho de mercado que se encontraba desasistido.

Desde 2019 y especialmente durante los años 2021 y 2022 ha habido un fuerte movimiento en el sector, algunos negocios tradicionales o con años en el país han tomado decisiones para ampliar el negocio, otros han preferido hacer un receso. Mientras que los bodegones se expandieron con la pandemia e ingresaron nuevos actores al mercado.

Italo Atencio, presidente de la Asociación Nacional de Supermercados (ANSA), indicó que el sector ha pasado por tres momentos importantes que impactaron su dinámica, sus operaciones y sus estrategias, los cuales definieron lo que es hoy en día este negocio.

El primero de esos hitos fue el 2015 cuando hubo un importante crecimiento de locales y en la venta de productos en unidades. Luego entre 2016 y 2018 ocurren importantes niveles de desabastecimiento, por lo que los comercios entraron en “modo sobrevivencia”. Mientras que entre 2019 y 2020 el país sufrió uno de sus mayores apagones eléctricos y la cuarentena por la COVID-19, lo que impulsó la dolarización de facto y los cambios en la compra de los consumidores. Este último período, por cierto, generó “una segunda ola de recuperación ligera” en el sector.

Tras estos años hubo movimiento. Las cifras de ANSA señalan el cierre de cerca de 60 locales o que cambiaron de ramo en los últimos dos años. Mientras que en enero de 2021, los empresarios se atrevieron a remodelar 61 tiendas y enero de 2022 se hizo lo propio con 59 locales más.

“En 2021 hubo tres vertientes que se presentaron en el sector. En primer lugar se remodelaron tiendas; segundo, varios modificaron el modelo de negocio y tercero, más tiendas de parte de algunos actores tradicionales o por actores nuevos”, dijo Atencio.

Los datos destacan -no obstante- una disminución en el número de locales. La cifra de bodegones bajó a 405 en todo el país en 2022, en comparación a los 486 que mantuvieron sus puertas abiertas en 2021. También hubo un cierre de los locales dedicados a la venta de bebidas alcohólicas (licorerías) al pasar de 13.429 a 11.415 en el mismo período. Mientras que en los supermercados e hipermercados hubo un crecimiento en 2022 al llegar a 670 locales versus los 562 del año anterior.

Todo ello trajo una mejora en la atención de los consumidores. En 2020 había un local por cada 66 mil habitantes, mientras que en 2022 ya había un negocio de este tipo por cada 44.500 habitantes.

Estos resultados apuntan a una recuperación en unidades o productos comercializados de 7% en 2022 versus 7,4% de 2021. No obstante, el reto es disminuir la desigualdad que existe en el consumo de la población.

“Sin duda que debe trabajar para mejorar la capacidad de compra de la población. Pero debemos mejorar la competitividad, ser más eficientes en los procesos comerciales y logísticos. No es un tema fácil, pero creo que en estos momentos la prioridad hoy es la atención del ingreso de los venezolanos, que logremos combatir la inflación para que de esta manera tengan mayor capacidad de compra”, sostuvo Atencio.

Para el presidente de ANSA, el sector ha estado activo y en constante movimiento a pesar de que el consumo no se ha recuperado del todo. Considera que los actores tradicionales y los nuevos actores apuestan a que el sector seguirá creciendo, y muchos han ocupado el lugar que dejaron otros. Acotó que si el sector hubiera contado con mayor financiamiento bancario, el crecimiento hubiese sido mayor.

“Este movimiento que ha tenido el sector va a seguir en 2023 debido a las oportunidades que aún existen. La reapertura comercial con Colombia y Brasil traerá nuevos modelos de negocios, hay interés de los empresarios de este sector por venir a Venezuela”, dijo.

Movimiento 2021-2022

El gremio se ha adaptado y ha traído al país estrategias de venta y de compra comunes en otros países. Las grandes cadenas han optado por el multiformato en donde además de ofrecer diversos productos al mayor y al detal, cuentan dentro de sus instalaciones con bodegones, farmacias, bancos, cafetines, entre otros.

Mientras que los negocios que buscan atender a la población de menores ingresos o en zonas populares con venta de productos al detal, a granel y refill.

Tradicionales amplían el negocio: Unicasa: Con 32 tiendas en todo el país. Apertura de un local.

Gama: Con 28 tiendas en todo el país. Apertura de 5 locales. Cambiaron imagen. Cadena multiformato.

Plaza: Con 24 tiendas en todo el país. Apertura de un local. Remodelaron 4 tiendas. Cambiaron imagen.

Luvebras: Con 9 tiendas en todo el país. Apertura de 2 locales.

Luz: Con 9 tiendas. Apertura de 2 locales. Remodelaron 2 tiendas, en una de ellas se amplió modelo de negocio.

Tradicionales en stand by: Central Madeirense: 22 tiendas en todo el país. Cerraron 40% de las tiendas. Cedieron o alquilaron locales a terceros. Cambiaron su foco de negocio para quedarse con tiendas ubicadas en zonas de mayor densidad poblacional.

Don Sancho: Con 3 tiendas. Cerraron 2 tiendas.

Otras empresas que permanecen: Automercado Florestan, Automercado San Lorenzo, Automercado Emporium, Automercado San Diego, Automercado Santa Paula, Automercado Súper Rey, Euro Market, La Muralla, Mi Negocio Supermercados, PlanSuarez, Tres de Septiembre.

Supermercados nuevos: Veciiino: Con 9 tiendas. Tienda de bajo costo ubicado en zonas populares, entre ellas Catia, Palo Verde y Baruta en Caracas. Su modelo de negocio incluye la venta a granel y refill de productos de limpieza.

Hipermercados nuevos: Súper Líder e Hiperlíder: Con 26 tiendas en todo el país. Apertura de 5 locales.

Forum: Con 14 tiendas, especialmente en Caracas, Maturín, Cagua, Guatire-Guarenas, Barquisimeto y Valencia.  Modelo de negocio al por mayor. Nueva estrategia de atención al cliente al ofrecer wifi gratis en sus tiendas, cafetería, pastelería.

Luxor: Con 14 tiendas en Valencia, Maracay y Valle de la Pascua, entre otros. Apertura de 4 locales.

Aikoz: Con 13 tiendas en varias zonas del país menos Caracas, la primera de ellas ubicada en Margarita.

Río Supermarket: Con 12 tiendas, especialmente en Margarita donde abrió su primer local, Maturín, Guacara y próximamente en Caracas en el Sambil La Candelaria. Suele tener bodegón y feria de comida.

Que papaya: Con 4 tiendas, la primera de ellas y la más grande ubicada en la avenida principal de Los Ruices en Caracas, también en El Marqués y en Altamira Village tipo bodegón. Su lema ha sido competir en precios.

Otras empresas que permanecen: Garzón Hipermercados, Hyper Mercado Modelo.