martes, 16 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

UnisintraFerroven exige celeridad en instauración de mesa técnica para reactivar producción en Ferroven

La mesa técnica con propuestas para reactivar la empresa fue creada hace tres meses, y hasta ahora no tiene representantes y las negociaciones no han podido avanzar. | Foto cortesía

@mlclisanchez

Luego de tres diferimientos, la segunda reunión de mesa técnica instaurada hace tres meses en la Inspectoría del Trabajo en Puerto Ordaz, con el propósito de reiniciar el diálogo para la potencial reactivación de la empresa privada Ferroatlántica de Venezuela (Ferroven), no ha podido concretarse por la ausencia de la representación de la compañía.

Por eso, la organización sindical UnisintraFerroven, exige a la representación de la empresa pronta respuesta a las peticiones de los trabajadores, a fin de evaluar -de una vez por todas-, propuestas que hagan posible la reactivación de la industria paralizada desde hace cuatro años por falta de materia prima y la crisis energética.

“Desde que se instaló la mesa técnica (09-02-2021), no nos hemos podido reunir más con la empresa, debido a inconvenientes del patrón. Hacemos un llamado a la representación de la empresa a responder a las peticiones de los representantes de los trabajadores, nosotros tenemos que darles respuesta a los compañeros afiliados, a nuestra organización sindical y a la vez los trabajadores tienen que informarle a cada grupo familiar”, manifestó Gustavo Barrios, secretario de trabajo y reclamos de UnisintraFerroven y, miembro de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG).

La comisión designada de la mesa técnica conformada por un representante de la organización sindical UnisintraFerroven, un representante legal de la compañía y un representante de la Central Bolivariana Socialista del Trabajo, -que aún no tiene representantes definidos-, tiene el propósito de reiniciar el diálogo con el ministerio de Energía y Minas para la gestión de materias primas necesarias para reactivar los cuatro hornos de la empresa.

La representación sindical tiene distintas posturas sobre la reactivación, que van desde la inyección de capital extranjero hasta la parcial tutela de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y así convertirla en una empresa mixta, pese a que todas las empresas, bajo tutela de CVG, tienen una producción que no supera el 1% de su capacidad instalada.

Una de las propuestas sobre el tablero es entablar un diálogo que permita establecer un convenio estratégico con las principales empresas que consumían la producción de Ferroven, entre ellas, la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) y el Complejo Siderúrgico Nacional Planta Casima, en el caso hipotético de que estas empresas mejoren su producción actual, debido a las condiciones en las que se encuentran.

Los empleados también proponen una medida humanitaria que permita aumentar el sueldo de los trabajadores para amortiguar la inflación que pulveriza a diario el salario actual que reciben. De 175 trabajadores, los únicos que asisten a la empresa, que antes podía exportar hasta 70% de su producción en sus años dorados, son solo personal administrativo de nómina y finanzas.

Ferroven es una filial venezolana de FerroAtlántica, S.A., una empresa gallega con sede en Madrid. En 2018, esa sociedad saneó su participación en Ferroven por 63,8 millones de euros, porque para el momento era evidente la paralización del parque industrial de Guayana y, por lo tanto, las ganancias de Ferroven eran inciertas. De hecho, para ese año ya la empresa producía a 20% de su capacidad.

Los cuatro hornos de ferrosilicio y ferrosilicomanganeso se fueron apagando uno por uno, hasta que en 2016 todo se paralizó y todos los equipos están en riesgo de dañarse y sepultar la capacidad productiva de la empresa. Aun en medio de la parálisis productiva de las empresas de CVG, clientes de Ferroven y los trabajadores creen que hay esperanza, y piden ser escuchados.