viernes, 1 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Unidad en la Coincidencia afirma que bonificación del salario es ilegal

La agrupación afirma que el cambio político es el único camino para dar respuesta a la gran crisis salarial y de servicios públicos en la que está sumido el país.

Unidad en la Coincidencia, grupo laboral conformado por trabajadores de las empresas básicas, fijó posición con respecto a los anuncios económicos realizados por el Ejecutivo nacional el pasado 15 de enero, rechazando las medidas tomadas y denunciando que la bonificación del salario contraría las leyes de trabajo.

El sidorista y miembro de la agrupación, Jean Franco, destacó que la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (Lottt) en su artículo 104 especifica que se entiende como salario cualquier remuneración constante entregada por el patrono al trabajador; por tanto, estos subsidios deberían ser tomado en cuenta para el cálculo de beneficios.

Estas denuncias ocurren tras los anuncios de Nicolás Maduro el pasado 15 de enero, cuando, en lugar de anunciar un aumento salarial, informó sobre el incremento del bono de guerra económica. Este pasó de 30 dólares a 60 dólares para alcanzar un “ingreso mínimo” de 100 dólares para trabajadores de la administración pública; mientras que el salario mínimo continúa en 130 bolívares, monto vigente desde 2022.

“Es una decepción más para los trabajadores. El gobierno ya tiene prácticamente tres años consecutivos sin dar un aumento real de salario. Me refiero a que estos bonos como tal, tanto el de guerra como la cestaticket, simple y llanamente el gobierno no los califica en los conceptos salariales de los trabajadores. Estos bonos no inciden en prestaciones ni vacaciones. Muchos menos en las utilidades. Eso es ilegal. En la misma Ley del Trabajo expresa que cuando los bonos son recurrentes y en moneda de curso legal, estos bonos tienen que aplicar a los beneficios salariales: vacaciones, utilidades y prestaciones. El gobierno apuesta en mantener a los trabajadores laborando por dádivas que se hacen sal y agua a los trabajadores”, afirmó Franco.

El concepto de ingreso mínimo ha comenzado a ser utilizado en el discurso oficialista como un eufemismo para referirse al monto que perciben los trabajadores; esto debido a que el Ejecutivo esquiva el aumento de salario e insiste en incrementar el monto de bonos indexados.

Exigen cambio de modelo político 

La política de pago de bonificaciones, según especialistas en derecho laboral, supone un detrimento para el trabajador, exponiéndolo a tener una jubilación con un monto muy por debajo del sueldo devengado.

En este sentido, la vocería de la agrupación manifestó que todo esto provoca una gran inestabilidad para los obreros, quienes no cuentan con seguridad social y no tienen claro cuánto ganan, debido al incumplimiento en la entrega de listines de pago (artículo 106 de la Lottt).

“Debe haber un cambio de modelo político y de gobierno. Los trabajadores están apostando a las elecciones presidenciales. El gobierno como tal no quiere dar fecha ni cronograma de elecciones del año 2024. Esto debería darlo el Consejo Nacional Electoral (CNE), pero quien está en el CNE es el mismo personero del gobierno que inhabilita candidatos”, expresó la vocería de la agrupación refiriéndose al rector principal del CNE, Elvis Amoroso, quien fungió en años anteriores como contralor de la república.

Sobre esto, la agrupación rechazó el secuestro de las diferentes instituciones, así como a la falta de división de poderes, situación que se evidencia en la afinidad política de los diferentes líderes de las instituciones, quienes manifiestan ser abiertamente afectos al gobierno.

Asimismo, partidos políticos y organizaciones laborales vienen exigiendo que la instancia ofrezca la fecha de las elecciones presidenciales a celebrarse este 2024.

“Que publiquen el cronograma electoral. Exigimos que se dé apertura al registro de nuevos votantes. Hay millones de jóvenes en Venezuela inscritos en el CNE. Debemos hacer todo lo posible para que se inscriba la candidata de la oposición y de los venezolanos, María Corina Machado. Fue la escogida por más de 2 millones y medio de venezolanos. Debemos enfocarnos en lo político para que después tenga una repercusión en los problemas superficiales como la gasolina, el gas, el agua, las industrias y la producción de las empresas”, manifestó la vocería de la organización laboral.

Bono no es salario, dice Unidad en la Coincidencia  

La organización viralizó una infografía en redes sociales en la cual se presentan los salarios de diferentes países de la región, siendo Venezuela el que tiene el ingreso más bajo.

Según las cifras de organizaciones internacionales, Venezuela es uno de los países con peor ingreso, equiparándose solo con algunas naciones africanas. Asimismo, en el recurso gráfico se recuerda que la canasta básica alimentaria está por encima de los 500 dólares.

Aun percibiendo bonificaciones estadales, los venezolanos requieren 300 dólares adicionales para alcanzar la alimentación básica. Para 2024, el salario anunciado hace dos años ha perdido más del 80% de su poder adquisitivo.

Servicios públicos económicos pero inútiles  

Con respecto a las declaraciones ofrecidas por representantes de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, en las que aseguraron que en Venezuela no hay cobro de servicios públicos, los denunciantes expresaron que no es una justificación para la falta de salarios y, además, que dichos servicios no funcionan correctamente.

“No cobran el agua, pero hay sectores como San José de Cacahual y partes de 11 de Abril que el agua tiene más de 15 años que no llega a las casas, y la gente tiene que caminar cuadras para cargar tobos de agua”, manifestó el grupo.

Asimismo señalaron que hay comunidades, donde el agua potable no llega y las personas deben abastecerse comprando diariamente.

“Respecto a la luz, en toda la ciudad hay apagones intermitentes lo que provoca que se quemen los electrodomésticos. El gas no se consigue con frecuencia y acorde a las necesidades, los cilindros tardan varios meses en llegar. La gasolina es un caos por la mala administración de Pdvsa y el quiebre de las refinerías. Las escuelas están en abandono total sin pupitres ni aires acondicionados, lo que afecta el rendimiento de los estudiantes. El sistema de salud es crítico en todos los sentidos. Estos personeros del gobierno vienen a justificar una crisis salarial impuesta por el gobierno que quiere mantener a los trabajadores con bonos”, cerró la vocería de la agrupación.