sábado, 21 de mayo de 2022

Trabajadores reclaman liberación del ferrominero Rodney Álvarez y llaman a la unificación laboral

Álvarez es el único trabajador de Ferrominera Orinoco que sigue privado de libertad. Con nueve años detenido y actualmente en la cárcel El Rodeo II, su caso parece olvidado por la justicia venezolana.

Miembros de Unidad en Coincidencia, se acercaron a la Plaza del Hierro en Alta Vista para exigir la liberación del trabajador de Ferrominera Orinoco, Rodney Álvarez y llamar a los trabajadores a la unificación para lograr un cambio político en el país.

Este grupo está trabajando desde el mes de diciembre de 2019 visibilizando los atropellos que sufren los trabajadores en distintas empresas. Cruz Hernández, representante de la organización y trabajador de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro”, celebró la liberación del secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco. “La liberación de Rubén González nos da una luz de esperanza”, expresó.

Sin embargo, mostró preocupación por el caso de Álvarez. “Exhortamos al gobierno nacional a que tome una medida humanitaria”, manifestó. Acusado por el homicidio de Renny Rojas en el portón de la estatal y desde su detención en 2011, el trabajador de Ferrominera no ha tenido juicio.

    Rodney Álvarez cumplirá 10 años privado de libertad, luego de su detención en 2011 | Foto Cortesía

Desde su detención, Rodney Álvarez ha sufrido múltiples ataques, ha pasado por más de nueve audiencias sin resultados definitorios, hubo cambios en la presidencia del país y se consolidó la destrucción de las industrias en Guayana.

Para el dirigente sindical, las excarcelaciones no se dieron porque el gobierno nacional sea bueno, sino por la presión que se ha hecho. Fue claro en que primero se debe forzar un cambio político y social para que se discutan los contratos colectivos y se alcancen mejoras laborales. “La lucha de los trabajadores no puede ser solo por los trabajadores o por temas reivindicativos”, dijo.

Pese al hostigamiento por parte de funcionarios de seguridad del Estado, las detenciones y las violaciones laborales, Hernández resaltó que tienen que avanzar unificados para que el gobierno no se “afiance” en el poder.

Celebró también la liberación de Elio Mendoza, trabajador de Sidor quien tenía medidas cautelares y Tania Rodríguez, empleada de Ferrominera Orinoco con arresto domiciliario, quienes fueron enjuiciados por reenviar mensajes de WhatsApp contra el gobierno y fueron incluidos entre los 110 “indultados” por el gobierno nacional.

Luis Alfonzo, miembro de coalición siderúrgica y trabajador de Sidor, también exigió al gobierno nacional que libere al trabajador de Ferrominera. “No podemos olvidarnos de Rodney Álvarez”, expresó.

Las empresas básicas se mantienen trabajando a menos de 10% de su capacidad, la mayoría de los trabajadores están fuera de planta y perdieron beneficios básicos como el de Hospitalización, Cirugía y Maternidad. Alfonzo llamó a los trabajadores a no quedar “presos” en sus casas sin alimentos, sin seguro médico y sin producción.

“Perdamos el miedo”, dijo, ante el deseo del gobierno nacional de mantenerlos desunidos. Convocó a los trabajadores a seguir sumando en la lucha por reivindicaciones y mejoras laborales.

Los dirigentes sindicales en Guayana han perdido beneficios y voz dentro de las empresas, sin embargo, tratan de revivir la lucha sindical exigiendo la liberación de trabajadores presos y pujando por la unificación de la masa laboral, como estrategia que les permita recuperar contundencia en la lucha por condiciones de trabajo dignas.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img