domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Trabajadores “no requeridos” de Bauxilum denuncian suspensión en la entrega de bolsas de comida y retraso en el pago

Según los testimonios, a los obreros que se presentaron a recoger los alimentos correspondientes a la quincena de junio se les informó que, por órdenes de CVG, ya no se les otorgará el beneficio.

Este miércoles 15 de junio trabajadores de CVG Bauxilum fueron informados de que se estaba realizando la entrega de las bolsas de alimentos asignadas por el Ejecutivo nacional, hasta ahora, tanto el personal “no requerido” como el personal activo recibía el beneficio sin distinciones, no obstante, el día de ayer se informó que a partir del mes de junio, por órdenes de la Corporación Venezolana de Guayana, los trabajadores que permanecen desactivados no seguirán percibiendo la dádiva alimentaria.

La figura de “no requerido” empezó a implementarse durante el confinamiento por COVID-19 para justificar la dada de baja de 60% de los trabajadores de la empresa, a razón del exceso de personal frente a unas labores reducidas como consecuencia de la pandemia, no obstante, pese a que el esquema 7×7 fue levantado desde principios de año, los empleados aún no han sido reincorporados a sus puestos laborales en la mayoría de las empresas básicas de Guayana.

El secretario general del Movimiento Sindical 23, Rolando Muñoz rechazó las medidas tomadas por la presidencia, catalogándolas como actitudes antiobreras. Asimismo enfatizó que muchos trabajadores se movilizan desde zonas alejadas para recoger los alimentos y tuvieron que regresar a sus hogares con las manos vacías.

“Los compañeros de Ciudad Bolívar se trasladaron como pudieron a la empresa porque les notificaron que estaban entregando las bolsas de comida. Cuando llegan al portón, los compañeros de Seguridad Patrimonial les informan que no les pueden dar ingreso debido a que la orden de presidencia es que todos los que están desactivados o no requeridos no van a contar con el beneficio de la bolsa de comida”, explicó.

Cómo es posible que va a ingresar personal nuevo cuando tienes personal calificado para atender la problemática de las empresas. Estas son actitudes antiobreras. No quieren reincorporar a los trabajadores que están afuera porque van a reclamar sus derechos”, Rolando Muñoz

Las bolsas de comida son subsidios entregados por el Estado a fin de combatir la precarización del salario, ya que, pese a haber sido aumentado en 1.704% durante el mes de marzo, el monto no alcanza para cubrir el costo de una canasta básica alimentaria fijada en 382 dólares, según el Observatorio Venezolano de Finanzas.

El dirigente sindical también denunció el retraso del pago de la quincena correspondiente al mes de junio para los trabajadores que permanecen bajo la figura antes mencionada. Los “no requeridos” de Bauxilum perciben el 70% del salario, sin embargo, hasta la hora de procesamiento de esta información, más de 24 horas después de la fecha establecida, aún no recibían el pago de nómina.

Muñoz criticó la medida argumentando que la suspensión del pago es “una violación a la Ley Orgánica del Trabajo y, más allá, está vulnerando el derecho al salario”.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Alúmina, Silvano Moreno, exigió a la compañía dar explicaciones a los trabajadores sobre la ausencia del pago. Moreno explicó que la única respuesta que han obtenido hasta ahora es que se suspendió el pago de nómina por lineamiento de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

En respuesta a estas medidas, el sindicato dirimió presentarse en las instalaciones de CVG Bauxilum este jueves 16 de junio en horas de la mañana para buscar respuestas a la problemática.

“Mañana les hacemos la convocatoria a todos los trabajadores de CVG que están como no requeridos para que se apersonen a los portones para buscar la manera de hacer efectivo el ingreso del personal”, indicó en una nota de voz enviada a través de WhatsApp.

Una figura que vulnera el derecho al trabajo 

Las denuncias de los trabajadores dados de baja en pandemia no son un caso aislado de Bauxilum. En otras empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, como la Siderúrgica del Orinoco y Ferrominera Orinoco, el personal levanta la misma queja, ya que en el período comprendido entre 2020 y 2021 fue desactivado, en promedio, el 50% de los trabajadores de cada estatal perteneciente al holding.

Esta figura se traduce únicamente en desmejoras para las condiciones de trabajo, ya que implica una reducción estructural del salario y, a partir de ahora, la pérdida de beneficios laborales relacionados a la alimentación. Al respecto, los denunciantes aducen no tener la responsabilidad de la crisis sanitaria y exigen ser reincorporados en sus puestos laborales.

Muñoz aseveró que más del 50% del personal de Bauxilum se mantiene bajo esta figura y denunció que, en lugar de restituir a los obreros a sus actividades, la empresa está incorporando personal nuevo bajo contrato. Este personal ingresa sin recibir beneficios contractuales tradicionales de las empresas básicas como el seguro de Cirugía, Hospitalización y Maternidad (HCM) inactivo desde hace al menos 5 años.

“Cómo es posible que va a ingresar personal nuevo cuando tienes personal calificado para atender la problemática de las empresas. Estas son actitudes antiobreras. No quieren reincorporar a los trabajadores que están afuera porque van a reclamar sus derechos en cuanto al salario, los beneficios y derechos como el listín de pago, derecho que se eliminó desde 2018”, precisó el líder de Movimiento 23.