viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Trabajadores de Planta Casima exigen intervención de políticas anticorrupción en la compañía

Al igual que la dirigencia sindical de todas las empresas de CVG, los obreros de Planta Casima exigen se realice una investigación en esta estatal, para constatar actos de corrupción.

@francescadiazm

Trabajadores del Complejo Siderúrgico Planta Casima exigen la intervención del operativo Caiga quien Caiga en la compañía para que se puedan constatar los actos de corrupción, vejaciones hacia los trabajadores y abusos que tienen lugar en la planta por parte de la directiva.

Desde finales de 2022 los obreros vienen denunciando el mal estado de la planta y el impago de horas extra, beneficios laborales y pago de vacaciones. Señalan a la junta directiva como responsable, incluso, del incumplimiento en la entrega de bolsas de comida.

En el marco de la intervención hecha a la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), los obreros solicitan una averiguación particular para la estatal.

La misma solicitud ha sido elevada por trabajadores de todas las empresas básicas y sus dirigencias sindicales, quienes alegan que cada compañía debe estudiarse por separado y catalogan los hechos revelados como “la punta del iceberg”.

“Hacemos un llamado a las autoridades nacionales para que intervengan de manera inmediata nuestra empresa y detengan a los directivos: Rubén Da Silva, presidente; Juan Díaz, director general de operaciones; Danny Oliveros, jefe de mantenimiento; y Raquel Mata, jefa de compras. Estos señores han manejado mal los recursos del Estado y han causado daños irreversibles al patrimonio nacional”, manifestaron los denunciantes.

La falta de mantenimiento, desinversión y baja producción es una denuncia reiterativa por parte de los trabajadores, debido a que la mayoría de las filiales del holding operan a menos del 30% de su capacidad.

A lo largo de los años, el Estado ha responsabilizado al “bloqueo económico” de esta situación; sin embargo, la detención de altos funcionarios que estaban frente a la CVG por corrupción abre camino a otras explicaciones.

“Hemos denunciado el desmantelamiento de la planta sin obtener resultado alguno, ya que ellos mismos realizaban las auditorías. Y como resultado de estas denuncias arremetieron contra los trabajadores con calificaciones de despido y medidas cautelares”, manifestaron los empleados.

Durante febrero de 2023, Correo del Caroní procesó la denuncia de tres trabajadores separados de sus cargos por su participación en las protestas que tuvieron lugar en Planta Casima a finales de 2022.

Las medidas cautelares y órdenes de separación de cargo han sido la respuesta recurrente de las estatales ante los reclamos, las mismas respaldadas por la Inspectoría del Trabajo Alfredo Maneiro.