viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Trabajadores de Planta Casima denuncian paralización del cobro de prestaciones sociales

Como en el resto de las empresas de Guayana, refieren que las condiciones laborales han desmejorado desde la implementación de la nueva maqueta salarial y que hay dos meses de retraso en el cobro de beneficios estadales.

Trabajadores de Planta Casima en entrevista con Correo del Caroní denunciaron retraso en el pago de los bonos de guerra y producción, así como la evasión del pago de prestaciones sociales por parte de la empresa debido a que la directiva alega que la plataforma Patria no ha habilitado las opciones para hacer el pago.

Los denunciantes manifiestan que las maquetas salariales impuestas por la Corporación Venezolana de Guayana han desmejorado las condiciones laborales del personal, entre ellas el pago de vacaciones cuyo tope era de 128 días con la maqueta anterior y ahora tiene un máximo de 112 días sin importar los años de antigüedad. Asimismo explicaron que se erradicó la figura del bono posvacacional del que gozaban en la compañía.

El bono de guerra, ordenado por el Ejecutivo nacional, es una dádiva de 30 dólares que reciben los trabajadores mensualmente, según lo establecido por la Corporación Venezolana de Guayana, no obstante, los afectados denunciaron que existe un retraso de 2 meses con el pago de ese bono.

“El bono de guerra se paga al 25% de la nómina de cada empresa. Ese bono se convirtió en una pelea, ya que los jefes de la empresa lo estaban otorgando de forma irregular y preferencial para los amigos de la directiva. El año pasado logramos que ese bono se otorgara a todos los trabajadores y no solo a los grupitos. Decidimos que, como solo se otorga al 25%, se haría de forma rotativa: cada mes se otorga a un grupo diferente hasta que todos lo cobráramos. Queremos que se normalice el estatus de ese bono”, explicó uno de los declarantes.

En este mismo orden de ideas, afirman que hay un mes de retraso en el pago del bono de producción, un ingreso estipulado en 80 dólares que se otorga a todos los empleados cuando la compañía alcanza una meta de producción.

“La meta era de 10 mil toneladas. Si llegamos a 7 mil toneladas se nos otorga un porcentaje menor. Ese bono estaba en 50 dólares mientras que en otras empresas estaba en 80 dólares, luchamos para que se aumentara y lo hicieron, pero la meta ahora es de 13.500 toneladas”, reclaman los trabajadores.

Imposibilidad para cobrar prestaciones sociales 

Respecto a las prestaciones sociales, los agraviados aseveran que antes podían recibirlas al menos 2 veces al año, no obstante, este procedimiento se ha complicado.

La Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (Lottt) establece que “todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y los ampare en caso de cesantía. El régimen de prestaciones sociales regulado en la presente ley establece el pago de este derecho de forma proporcional al tiempo de servicio, calculado con el último salario devengado por el trabajador o trabajadora al finalizar la relación laboral, garantizando la intangibilidad y progresividad de los derechos laborales. Las prestaciones sociales son créditos laborales de exigibilidad inmediata. Toda mora en su pago genera intereses, los cuales constituyen deudas de valor y gozan de los mismos privilegios y garantías de la deuda principal”.

No estamos diciendo que se estén robando las bolsas, pero hay que mejorar los mecanismos de entrega de manera que nos lleguen a todos”

“El trabajador antes podía retirar sus prestaciones dos veces al año. Al trabajador se le entregaba el 75% de sus prestaciones y quedaba ese 25% en caso de despido o retiro. Ahora no están entregando las prestaciones sociales porque todos los pagos se hacen a través del casillero de la plataforma Patria. Ellos explican que esta plataforma no ha habilitado una opción para depositar las prestaciones. Ese es un dinero que el trabajador requiere. Eso está paralizado totalmente. Hemos hablado y nos dicen que están trabajando en eso, pero aún no hay respuesta”, declaró uno de los trabajadores de la planta.

El anticipo de las prestaciones sociales está contemplado como un derecho en el artículo 144 de la Lottt que dictamina: “el trabajador o trabajadora tendrá derecho al anticipo de hasta un setenta y cinco por ciento de lo depositado como garantía de sus prestaciones sociales, para satisfacer obligaciones derivadas de: La construcción, adquisición, mejora o reparación de vivienda para él y su familia; la liberación de hipoteca o cualquier otro gravamen sobre vivienda de su propiedad; a inversión en educación para él, ella o su familia; y los gastos por atención médica y hospitalaria para él, ella y su familia”.

Entrega de bolsas de comida 

Hace semanas los trabajadores habían denunciado en Correo del Caroní las irregularidades en cuanto a la entrega de bolsas de comida debido a que solo disponen de dos días para recogerla, en caso de que exista retraso por parte del beneficiado ya no puede recibirla.

Los obreros alegaron que muchos no disponen de internet en sus casas y tienen dificultades para enterarse del día de la entrega, asimismo, que la movilización para quienes no tenían guardias era un obstáculo para recoger los alimentos.

“Nosotros vemos que existe una maldad en cuanto a la entrega de las bolsas. En otras empresas, cada supervisor recibe las bolsas de sus subordinados y puede entregárselas. Aquí es personalizado, solo ese trabajador puede recogerla, incluso si está de reposo. Si tú no vienes en dos o tres días máximo no te la entregan y las bolsas se quedan allí. Si están allí, ¿por qué no se la vas a entregar si vino al otro día?”, expresó otro de los trabajadores.

Asimismo, los obreros aclararon que no quieren calificar como robo la situación de los alimentos, no obstante, aseveran que si no es bajo estas condiciones, los artículos no llegan a su destinatario final.

“No estamos diciendo que se estén robando las bolsas, pero hay que mejorar los mecanismos de entrega de manera que nos lleguen a todos”, sentenciaron.

Respecto a la indumentaria de seguridad y equipos de protección personal, los denunciantes explicaron que hace un año no se les hace entrega de los artículos correspondientes.