jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Trabajadores de Guayana marchan para exigir mejoras salariales y restitución de elecciones sindicales

Personal activo y jubilado de las empresas básicas alzó la voz para exigir el cumplimiento de los convenios laborales y la recuperación de la autonomía sindical.

En conmemoración del 23 de enero de 1958, día de la caída de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, gremios y trabajadores de las empresas básicas salieron a marchar para exigir mejoras en su calidad de vida. Puntualmente, los trabajadores de las empresas básicas reiteran sus reclamos en materia de mejoras salariales y, además, solicitan la restitución de las elecciones sindicales.

Al respecto, el presidente de la Federación de Trabajadores del estado Bolívar (Fetrabolívar), Fidel Brito, enfatizó en los avances alcanzados por los sidoristas durante cinco días de protesta el pasado 9 de enero; sin embargo, resaltó que las medidas tomadas aún no han dado resultados concretos y, además, exigen la restitución de la autonomía sindical en el país.

La OIT dio instrucciones de que en cada estado se monten mesas de diálogo social, a fin de que los trabajadores planteen sus problemas y llevarlos el 30 a las mesas de diálogo social”, Fidel Brito

“La OIT dio instrucciones de que en cada estado se monten mesas de diálogo social, a fin de que los trabajadores planteen sus problemas y llevarlos el 30 a las mesas de diálogo social. Lo que salga de estas mesas de diálogo va para el diálogo con la OIT”, destacó Brito.

En este sentido, catalogó esto como “una medida desesperada”, ya que el mandato de articular estos diálogos data desde la venida de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en octubre de 2022.

“Los trabajadores debemos ir a los procesos electorales sindicales respetando nuestra autonomía como lo establecen nuestros estatutos. Con la Gobernación deben hacerse estos planteamientos”, finalizó Brito.

Hay que señalar que, tras la instalación de estas mesas de diálogo, el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Similares ha decidido reactivarse, pese a que sus miembros fueron electos en el 2012, esto debido a la ausencia de comicios por una prohibición del Tribunal Supremo de Justicia en 2015.

Jubilaciones paupérrimas 

La pensión del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales es de 130 bolívares, lo que representa un valor de 7 dólares, lo que hace que un jubilado requiera de un aproximado de 80 pensiones para costear la canasta básica alimentaria.

En este sentido, pese a que el pago es mínimo, tampoco es recibido a tiempo, ya que el subsidio debió ser depositado el pasado 20 de enero y los declarantes aseveraron que lo recibieron este 23 de enero, en sus interpretaciones, como una forma de disipar la concentración.

“No puede ser posible que exista una Declaración Universal de Derechos Humanos y que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, le esté pasando por encima. Seguiremos luchando por nuestra seguridad social. No puede ser posible que después de haber entregado 45 años de servicio tengamos que andar como mendigos en la calle. No tenemos ni para el costo de los pasajes”, vociferó Hugo Medina, presidente de la Federación de Asociaciones de Jubilados y Pensionados del estado Bolívar (Fedajupebol).

El trabajador de Venalum y afiliado de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Venalum (Ajupeve), Miguel Fuentes, declaró que es simbólico conmemorar la caída de una dictadura, mientras se protesta para “apoyar a los educadores y trabajadores por un mejor servicio de salud”.

“El bajo salario es el mal de los jubilados y pensionados. ¿Qué hacemos con 130 bolívares si un cartón de huevos cuesta 100 bolívares?”, finalizó.

En paralelo, la Gobernación del estado Bolívar convocó a militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela y trabajadores de empresas básicas a una marcha en la redoma Sutiss para exigir el levantamiento de “las sanciones criminales”, a las cuales responsabilizan por los bajos salarios del país.