jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Trabajadores de Casima denuncian cierre de la planta en represalia por días de huelga

La empresa no ha ofrecido información oficial sobre los motivos del cierre, mientras los obreros permanecen protestando en las afueras de la estatal.

Trabajadores del Complejo Siderúrgico Nacional Planta Casima denunciaron el cierre técnico ordenado por la directiva de la estatal, en represalia por las protestas que han llevado a cabo desde el pasado 2 de diciembre, asimismo aseveraron que el servicio de transporte fue suspendido para impedir su llegada a planta y disipar la huelga.

Los reclamos iniciaron hace cinco días y los afectados exigen mejoras salariales debido a la devaluación del bolívar, pago puntual de horas extras y días libres trabajados, y el mejoramiento de las áreas de trabajo. Ante esto, afirman, la directiva se apersonó con funcionarios de la Guardia Nacional y el Ministerio del Trabajo para amenazarles con una presunta detención si continuaban con la paralización.

Ante estos hechos, este miércoles los obreros que asistieron a planta, quienes lo hicieron por sus propios medios debido a la suspensión del transporte, fueron informados de que se aplicó un cierre técnico en las instalaciones.

Hasta la hora del procesamiento de esta información, el personal no había sido informado sobre los motivos del cierre ni cuánto durará, no obstante, aseguran que es una medida para desestabilizar las manifestaciones y acallar reclamos.

“Continuamos con las protestas que se han venido dando por mejoras salariales y condiciones de trabajo. En esta ocasión, la empresa hizo un cierre técnico dejando a más de 500 trabajadores desamparados sin saber del pago de utilidades que nos toca, la quincena, nada”, adujo uno de los protestantes que prefirió mantenerse en anonimato.

Correo del Caroní visitó las instalaciones de la compañía y constató que los empleados se mantienen en las adyacencias de la planta exigiendo ser escuchados por las autoridades de la Corporación Venezolana de Guayana. 

Falta de cumplimiento con los pagos 

Afectados expusieron que el incremento salarial realizado en marzo del presente año ha perdido su poder adquisitivo frente a la subida del dólar y, además, que la empresa incumple con sus compromisos de pago.

“No se ponen de acuerdo en nivelar el salario a como está el sistema económico en el país. Los sobretiempos y días feriados han mermado debido a que no los están pagando como nos dijeron que lo iban a pagar. Ellos dijeron que el sobretiempo mínimo sería de 160 bolívares y ahora lo están pagando en 70 bolívares. En promedio ganamos unos 70 dólares mensuales”, puntualizó uno de los líderes de la protesta.

Salida del jefe de operaciones 

Trabajadores activos, no requeridos y despedidos forzosamente, señalan al jefe de operaciones de la planta, Juan Díaz, como una persona que vulnera sus derechos. Las denuncias contra Díaz se registran desde marzo del 2022, cuando alertaron que Díaz se negaba a entregar las bolsas de comida a los empleados que no asistían puntualmente a la jornada.

“Cada vez va peor. Exigimos que se vaya. Exigimos la salida del señor de planta. Es una persona inhumana, antiobrera. En ninguna gestión ha habido tantos botados como en la de él. Es una persona no grata para nosotros. No entendemos cuál es el interés que tiene la CVG en tenerlo aquí, porque le ha hecho daño a la planta”, argumentó uno de los afectados.

El 6 de diciembre, en medio de la huelga, la Guardia Nacional hizo acto de presencia en el lugar, debido a que los trabajadores se mantenían impidiendo la entrada de Díaz a la planta.

“El señor se tomó la libertad de arremeter con alguaciles contra los trabajadores que tienen una medida cautelar. Vinieron a buscarlos para arrestarlos. Ya los voceros han tenido dos reuniones en la CVG y fueron amedrentándolos”.