sábado, 2 de julio de 2022

Sindicato de la Alcaldía de Caroní protesta de nuevo para exigir diálogo a Tito Oviedo

ASTM-Caroní reclama al alcalde la discusión de un nuevo contrato colectivo, ya que el último venció hace 12 años. | Foto Archivo

ASTM-Caroní reclama al alcalde la discusión de un nuevo contrato colectivo, ya que el último venció hace 12 años. | Foto Archivo

En menos de un mes, miembros de la Asociación Sindical de Trabajadores Municipales de Caroní (ASTM-Caroní) protestaron por segunda vez a las afueras del Palacio Municipal, para exigir diálogo al alcalde Tito Oviedo, quien ha ignorado sus reclamos por mejoras salariales.

“Los trabajadores de la Alcaldía de Caroní, una vez más le estamos haciendo el llamado al diálogo al alcalde Tito Oviedo para nuestras mejoras salariales. Son 13 cláusulas económicas y más de 12 años que tiene vencido el contrato colectivo. Debemos hacer cumplir el artículo 91 de la constitución, que dice que debemos ganar un sueldo acorde a las necesidades del país”, manifestó Eduardo Mollegas, secretario general de la ASTM-Caroní.

Entre los beneficios que se adeudan están el pago de uniformes, prestaciones sociales, pago de becas escolares, seguro HCM, uniformes y lácteos.

“Continuamos en la lucha, haciendo el llamado al alcalde para que se siente a discutir las 13 cláusulas económicas. Tenemos a un funcionario que dio toda su vida a la Alcaldía de Caroní y ahora deben dedicarse al trabajo informal, a vender bolsas, para llevar el sustento a su casa”, agregó Blanca Bolívar, secretaria de reclamo de ASTM-Caroní.

Son 4.080 trabajadores de la Alcaldía de Caroní los afectados por el incumplimiento en las mejoras económicas según las cláusulas del contrato colectivo. Muchos de ellos apenas devengan 3 dólares mensuales.

Los funcionarios también han hecho hincapié en que sus paupérrimos salarios les impiden tener una vida digna, y han causado que muchos de ellos presenten cuadros de desnutrición después de perder hasta 20 kilos.

Asistir a sus puestos de trabajo, sin dinero en efectivo, sin transporte y sin un salario que cubra estos gastos, los lleva a dedicarse al trabajo informal, donde también están socialmente desprotegidos.

El tema de las contrataciones colectivas en el sector público, en su mayoría vencidas, colapsó en 2018 cuando Nicolás Maduro firmó el memorando 2792, con el cual se eliminaron los contratos colectivos y se impuso una misma tabla salarial para todo el sector público, incluyendo a las empresas básicas de Guayana.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img