miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“Sí hay dinero”: Sindicatos protestan contra la corrupción que se roba su aumento

Dirigentes sindicales y representantes de federaciones rechazan la corrupción y la desaparición de 3 mil millones de dólares de Pdvsa, mientras el gobierno de Nicolás Maduro niega aumentos salariales por falta de dinero.

El pasado 10 de marzo, la ministra de Educación Yelitze Santaella aseguró en el estado Cojedes, frente a educadores del país, que no se firmará un contrato colectivo porque el Gobierno no tiene dinero para ello. Sin embargo, una semana después, su excusa se derrumbó: el 17 de marzo se supo que la Policía Nacional Anticorrupción detuvo a funcionarios públicos por la supuesta desaparición de 3 mil millones de dólares de Pdvsa en criptomonedas.

Dirigentes sindicales expresaron a TalCual su opinión acerca del escándalo de corrupción que, de paso, arrastró al ministro de Petróleo Tareck El Aissami.

Los voceros de los trabajadores manifiestan su descontento ante las excusas del gobierno de Maduro para no darles a los trabajadores públicos un “salario digno”. Por esa razón su llamado a las calles cobra más fuerza: sectores de educación, salud, telecomunicaciones, jubilados y pensionados saldrán a protestar este miércoles en Plaza Caracas, para ir luego al Ministerio de Educación.

En representación del gremio docente, Raquel Figueroa, dirigente sindical del magisterio, resaltó que a pesar de las excusas de la ministra Santaella para justificar los bajos salarios, es evidente que en Venezuela sí hay dinero y una muestra de ello es el aumento de bodegones y último modelo de carros al país.

Desde la Federación Venezolana de Maestros, Carmen Teresa Márquez, subrayó que el hecho por el que hay 19 detenidos entre altos funcionarios, alcaldes y jueces, “es una cachetada” para todas las organizaciones y trabajadores que llevan meses en protesta y cuya única respuesta ha sido que dinero, no hay.

Para Ana Yánez, representante de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (Unete), los casos de corrupción, no son nada nuevo, y la prueba de ello es el estilo de vida de quienes se hacen funcionarios llamar públicos.

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermería del Distrito Capital, lamentó el estado en que se encuentran los centros de salud en Venezuela y enfatizó que a medida que aumenta la corrupción desaparece de manera progresiva el valor del salario.

Dinero si habia

En representación del sector educativo, Raquel Figueroa, dirigente sindical de la Federación Colegio de Profesores de Venezuela y coordinadora nacional de la Unidad Democrática del Sector Educativo, aseguró que desde que iniciaron los reclamos de los educadores entre el 2022 y 2023, “expresamos que el Gobierno tenía el dinero para devolver el valor de salario y valor de su trabajo pedagógico a los educadores (…) Vimos que se aumentaban los bodegones en todo el país, lo que es una contradicción; que mientras se hablaba de guerra económica y bloqueo, llegaban permanentemente al país carros de último modelo al país”.

Indicó que es “evidente que el Estado no está preocupado por resolver el problema humano del salario para los trabajadores y sus familiares (…) Mientras aumenta la corrupción desaparece de manera progresiva el valor del salario”.

Insistir en que son los trabajadores que pagan el alto precio por la vía de su salud y alimentación.

Por su parte, Carmen Teresa Márquez, presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (FVM) calificó como “preocupante” la situación y enfatizó que para los distintos dirigentes sindicales y representantes de organizaciones “es una cachetada. No sé si están haciendo un lavado de caras, o si de verdad van a atacar la corrupción que hay en el país. No es posible que grandes cantidades de dinero como la que se está manifestando, se lo hayan robado y entonces luego los personeros del Gobierno informen que no hay dinero para salarios y aumente la convención colectiva. Esto es muy grave”.

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, rechazó el escándalo de corrupción y que, por otro lado, “se les dice a los trabajadores públicos que deben buscar otros emprendimientos. El Estado debe ser responsable”, resaltó.

Lamentó que los venezolanos que necesitan usar servicios públicos no tendrán cómo hacerse exámenes de salud diagnósticos básicos al igual que el estado de las instituciones educativas del país.

“Esos 3 mil millones sustraídos bien podrían haberse usado en una administración responsable en solventar esta situación tan apremiante y la extrema pobreza en la que nos encontramos los trabajadores públicos”, resaltó Contreras.

Agregó que no se puede seguir aceptando la “célebre excusa de las sanciones. ¿Cómo no tiene dinero, si un grupo de funcionarios a servicio de una de las empresas Estado ha sustraído esa cantidad de dólares?”.

nada nuevo

Por su parte, Ana Yánez, representante de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (Unete) afirmó que los casos de corrupción en el Estado venezolano no son nada nuevo. Yo hago una pregunta: ¿A estas alturas se van a dar cuenta de los niveles de corrupción en el que están las instituciones del Estado? Para mí no están descubriendo el agua tibia. Algún conflicto interno hubo y terminó de estallar la crisis”, expresó.

Afirmó que, a su juicio, lo más sensato sería convocar elecciones inmediatamente. “En vista de que toda la situación administración pública está tan podrida y por todos lados hay planes de corrupción, se deben hacer elecciones generales ya, para así salir de una cantidad de gente que está envuelta en actos dolosos, porque la vida que llevan no es la vida de un funcionario público que se gane su dinero con dignidad”, reiteró.

Intereses propios

El Partido Comunista de Venezuela alertó en declaraciones de su Buró Político que, tras la realización el día 18 de Asamblea Nacional de Trabajadores en Lucha, hay “factores partidistas” que pretenden hacer uso “politiquero” del evento, dijo Pedro Eusse, secretario nacional para el Sector Obrero y Sindical del PCV.

Eusse dijo que la CUTV tuvo representación en el encuentro que se realizó en la sede de la Federación de Asociaciones de Profesores de la UCV (Fapuv), pero alertó, sin identificarlos, que hay “factores partidistas” que quieren imponer su línea política que no es cónsona con la que corresponde “a los intereses de la clase trabajadora sino de las élites políticas, muchas de ellas vinculadas a sectores del gran capital”.

Eusse reiteró el llamado del PCV a que desde los municipios en todo el país los trabajadores se organicen y hagan reuniones para crear un comité nacional de lucha por salarios dignos.

En el caso concreto de los reclamos del sector docente, dijo que a la par de crear estos comités de lucha por el salario, deben rescatar el movimiento sindical magisterial. El PCV declaró “la actitud traidora de la mayoría de federaciones magisteriales que abandonan a los abandonan a su suerte y se ponen del lado del patrono”.

Calificó como “una aberración” la actitud de la ministra de Educación, Yelitze Santaella, que se niega a reconocer el derecho a firmar el contrato colectivo del sector educativo. “Llamamos a perseverar en la lucha y lograr una unidad con los padres y representantes”, dijo Eusse.