viernes, 27 de mayo de 2022

Rubén González: “La OIT tiene que ver que claramente que no hay ningún avance”

El dirigente sindical fue excluido de las reuniones de la tripartita sin explicación, por lo que denunció que las centrales presentes no representaron a la clase trabajadora, sino que estuvieron “para lavarle la cara al régimen”.

El dirigente sindical fue excluido de las reuniones de la tripartita sin explicación, por lo que denunció que las centrales presentes no representaron a la clase trabajadora, sino que estuvieron “para lavarle la cara al régimen”.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), Rubén González, junto a José Patines, quienes fueron acreditados por la Confederación de Sindicatos Autónomos de Venezuela (Codesa), debieron asistir a la reunión tripartita que se dio con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Sin embargo, sin explicación ambos fueron excluidos de estas reuniones de las que luego se afirmó que se lograron avances, aunque hasta ahora el único acuerdo anunciado fue que volverán a reunirse en septiembre.

“Llegamos a Caracas, estuvimos conversando con las diferentes centrales, pero realmente nos sorprendió que cuando fuimos a hablar con dos se retiraron, que fueron ASI (Alianza Sindical Independiente) y la CTV (Confederación de Trabajadores de Venezuela). Desde ese momento empezamos a ver que algo dentro de esa discusión, como que estaba amañado. El domingo tuvimos una discusión con todos los compañeros que estaban representando la OIT. Dimos una discusión bien clara, con mucha fortaleza y dejamos claro lo que hay en Venezuela conforme a lo que es la Comisión de Encuesta, ya que desde 2019 cuando vino, lo que se ha hecho es incrementarse todos los atropellos a los trabajadores venezolanos”, explicó González sobre lo sucedido.

Se refirió igualmente a la falta de autonomía sindical, dirigentes y trabajadores que se mantienen bajo medidas cautelares de libertad, jubilaciones forzadas e impedimento de ingreso a empresas, como parte de las retaliaciones políticas a quienes denuncian la situación en las industrias de Guayana.

A Rodney lo dejaron en libertad provisional y la jueza le dijo que tenía que quedarse tranquilo y no denunciar porque si denuncia, sencillamente lo vuelven a meter preso. A Eudis Girot lo sacaron de la cárcel, y en las mesas quieren dar a entender que eso es un avance. Eso no es ningún avance, porque ellos nunca debieron estar presos”

En 2018, en el contexto de protestas laborales por el secuestro de las contrataciones colectivas, detuvieron al menos a 15 trabajadores de Ferrominera y Venalum, incluyendo a Rubén González, quien estuvo preso por 21 meses y fue juzgado por un tribunal militar.

El planteamiento de los representantes también fue dirigido a lo que debe contemplar el salario mínimo en Venezuela, según indica el artículo 91 de la Constitución.

“Lamentablemente había unas centrales que estaban amañando todo el proceso general. Pude ver con claridad cómo está amañada toda esta discusión. La OIT pareciera que no tiene la autonomía, no para imponer, sino para que realmente se cumpla lo que ellos mismos investigaron y que se ha acrecentado más los atropellos a los trabajadores”, denunció González.

También cuestionó la afirmación de haber logrado avances en esta reunión, cuando en la práctica solo se mantienen las violaciones a los derechos laborales. En ese sentido criticó las actuaciones de las centrales ASI y la CTV en el encuentro.

“Dicen que se han logrado avances. Todos están en un complot para lavarle la cara al régimen. No vine aquí para lavarle la cara al régimen, vine para que realmente se cumpla lo que está establecido, que no lo digo yo, lo dicen las reglas, la Constitución en el artículo 89 señala que los beneficios de los trabajadores son intangibles, progresivos e irrenunciables, ¿cómo es que este régimen eliminó todos los beneficios de los trabajadores?”.

– ¿Cómo queda la representación de los trabajadores ante la OIT si denuncia que las centrales, incluyendo ASI y la CTV, no están del lado de la clase obrera? 

– Lamentablemente estas centrales no representan a la clase trabajadora porque están allí prácticamente para buscar unas prebendas personales, no para defender a los trabajadores. Lo digo no por estar en contra, sino porque viví en carne propia cómo le hacen el juego al régimen. Firmaron algo donde dicen que consideran los avances. ¿Qué avances tenemos si todavía tenemos compañeros presos?, ¿Qué avances podemos tener si el memorándum 2792 eliminó todos los beneficios de los trabajadores y todavía continúa vigente y los trabajadores en una situación paupérrima?

“Tenemos a trabajadores que están divididos en requeridos y no requeridos. Dijimos que tienen que ir todos los trabajadores en sus diferentes empresas a cada uno de sus puestos de trabajo. Hablan de una pandemia, pero no hay pandemia para sus actos políticos y todo lo que hacen. A nosotros nos aplican el covid, pero para ellos no”.

– ¿Después de lo ocurrido en esta reunión, cuáles son los próximos pasos?

– El llamado a la OIT es a que cumpla, no con lo que dice Rubén, sino con lo que ellos mismos investigaron. Que no se presten tampoco para lavarle la cara al régimen. La OIT tiene que ver que claramente que no hay ningún avance, que cada día es sistemático lo que pasa en Venezuela. Cada día se persigue, se agrede, se aterroriza y se chantajea a los trabajadores y se les ponen expedientes ficticios para ponerlos tras las rejas.

“Todas las instituciones del Estado están secuestradas y no ejercen el derecho, lo que hacen es que reciben la llamada con la orden y ellos la ejecutan. Aquí se dirige todo forajidamente. Debemos estar muy alertas con estas centrales porque no están ejerciendo el papel que les corresponde de defender los intereses de los trabajadores”.

– En el contexto de la reunión con la OIT se dio la excarcelación de Eudis Girot, pero también está el caso de Rodney Álvarez, a quien a pesar de que Fiscalía solicitó libertad plena, le dieron medida cautelar y la audiencia de juicio se volvió a diferir porque no asistió el fiscal de la causa. 

– Lo que pasa con Rodney Álvarez es una aberración completa. En el 2011 estuvimos allí y sabemos quién realmente sacó la pistola y ultimó a su compañero, pero no solo nos quedamos allí, fuimos a los tribunales y en varias oportunidades hemos dicho lo que aconteció. El régimen sabe quién es el asesino, pero tienen a Rodney casi 11 años preso ilegítimamente porque los jueces y fiscales son títeres de una orden, y el aparataje judicial venezolano no funciona porque solo reciben una orden.

“A Rodney lo dejaron en libertad provisional y la jueza le dijo que tenía que quedarse tranquilo y no denunciar porque si denuncia, sencillamente lo vuelven a meter preso. A Eudis Girot lo sacaron de la cárcel, y en las mesas quieren dar a entender que eso es un avance. Eso no es ningún avance, porque ellos nunca debieron estar presos. Estuvieron presos por una artimaña maliciosa de manipulación completa, de expedientes politiqueros”.

A la reunión tripartita asistieron representantes de las centrales obreras Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), Confederación de Sindicatos Autónomos de Venezuela (Codesa), Confederación General de Trabajadores (CGT), Alianza Sindical Independiente (ASI) y Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (UNT). Por el lado oficialista estuvieron la Central Unitaria de Trabajadores de Venezuela (CUTV), la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST) y Fedecámaras por el sector empresarial.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img