martes, 5 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Persiste retaliación laboral en antigua Sidetur ante reclamos por bajos salarios

La respuesta de la empresa ante los continuos reclamos ha sido tomar represalias contra quienes protesten como restringir el acceso de un grupo de empleados a los comedores. | Foto cortesía trabajadores  

@g8che

La directiva del Complejo Siderúrgico Nacional en Planta Casima (antigua Sidetur) restringió el acceso al comedor a trabajadores del Departamento de Mantenimiento como medida de retaliación luego de protestas laborales exigiendo mejoras salariales.

La acción inició cuando el supervisor de Mantenimiento, Danny Oliveros, solicitó a la gerencia sacar a cinco empleados y negarles el acceso a comedores. La negativa a estos obreros hizo que el resto del personal de este departamento decidiera no recibir los alimentos en solidaridad.

“Personal que no esté haciendo las tareas no tiene acceso a la comida”, afirmó el gerente de la empresa, Pablo Díaz, en un video grabado por trabajadores que reclamaban por la medida de retaliación.


Ante la medida tomada por la estatal, la cuadrilla B de la planta acordó no recibir comida y negarse a laborar hasta que la represalia contra los empleados de Mantenimiento fuera revertida.

Sin embargo, hasta este martes en la noche, empleados seguían sin recibir la comida y mantenían la huelga. “El 90% de los trabajadores estamos paralizados”, dijo uno de los empleados en planta.

Los reclamos por mejoras económicas en Planta Casima se retomaron hace poco más de un mes, luego de un año del cese de las protestas debido a la detención de un empleado por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Mejora salarial a cambio de reactivación 

Los trabajadores reclaman que se les iguale el salario con el de las otras empresas filiales de la Corporación Venezolana de Guayana. El personal de nómina diaria, uno de los grupos más afectados, apenas cobra 20 millones semanales, insuficiente para acceder a alimentos básicos.

“Ellos están pleno a un arranque, pero nosotros no queremos arrancar hasta que tengamos mejoras salariales. No nos negamos al trabajo, pero nosotros queremos mejoras”, agregó el trabajador en planta.

La producción en Planta Casima está paralizada desde hace más de tres meses por falta de insumos. Pese a que se tiene previsto arrancar en los próximos días, los trabajadores siguen amenazando con no reactivar operaciones de no darse una mejora económica.

Un obrero que prefirió no identificarse señaló que la empresa busca mantenerlos como trabajadores esclavos. “Nosotros sí queremos trabajar, pero que nos mejoren nuestro salario”, expresó.

Los empleados entregando solicitudes por mejoras salariales tanto a directivos de la empresa, como de la CVG, sin respuesta alguna a sus planteamientos | Foto cortesía trabajadores | Foto cortesía trabajadores