martes, 23 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Pdvsa informa sobre interés de empresas rusas en “relanzar cooperación petrolera”

A lo largo de la administración de Maduro se han establecido alianzas estrechas con Rusia, siendo Putin uno de los grandes aliados del chavismo en un contexto en el que ha conseguido el rechazo de gran parte de la comunidad internacional.

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) informó que empresas rusas mostraron interés de “relanzar” su cooperación con Venezuela en materia de hidrocarburos, después de años de alejamiento motivado por las sanciones de Estados Unidos a la industria petrolera venezolana.

A través de su cuenta de X, Pdvsa destacó que estas compañías de Rusia estarían interesadas en “trabajar en ámbitos estratégicos como la producción y refinación de petróleo, modernizar la red eléctrica y suministrar petroquímicos, incluidos catalizadores y aditivos”.

La estatal no detalló con qué empresas se dieron estas conversaciones ni qué tan adelantadas estarían, pero parecen apuntar a un acercamiento orientado a la recuperación de la industria petrolera nacional otorgando participación a empresas extranjeras, una estrategia empleada por Pdvsa en los años recientes ante la debacle productiva que padece la empresa.

A lo largo de la administración de Nicolás Maduro se han establecido alianzas estrechas con Rusia, siendo Vladimir Putin uno de los grandes aliados del chavismo en un contexto en el que ha conseguido el rechazo de gran parte de la comunidad internacional.

Una de sus alianzas comerciales principales se evidenciaba a través de los negocios entre Pdvsa y la estatal petrolera rusa, Rosneft, empresa que tuvo participación en cinco proyectos en Venezuela, además de derechos de exploración de yacimientos.

Rosneft tenía una participación accionaria de 40% en Petromonagas, 32% en Petromiranda, 40% en Petroperijá, 26,67% con Boquerón y otro 40% con Petrovictoria. Además, 100% de derechos en proyectos de exploración de los yacimientos gasíferos de Mejillones y Patao, otro 100% de la empresa de servicios petroleros Precision Drilling y 51% de la compañía Perforosven.

Por si fuera poco, a raíz de un préstamo de 1.500 millones de dólares de Rosneft a Pdvsa, la estatal venezolana ofreció como garantía a la compañía rusa 49,9% de las acciones de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos.

Este lazo tan estrecho cambió progresivamente debido a la escasa capacidad de pago de Pdvsa para cumplir con sus deudas y fue perjudicada aún más a partir de las sanciones aplicadas por Estados Unidos a la industria petrolera venezolana.

En 2020, Estados Unidos decidió sancionar a Rosneft por ayudar a Venezuela a colocar su petróleo en mercados internacionales, razón por la cual la empresa rusa decidió transferir sus activos en Venezuela, controlados mediante el Consorcio Petrolero Nacional (CPN) a otra compañía rusa, Roszarubezhneft.

Pese a la transferencia de su participación en el mercado venezolano, Rosneft sí se quedó con 49,9% de acciones de Citgo que habían sido otorgadas por Pdvsa como garantía, las cuales fueron devueltas a PDV Holding (controlada por la oposición) en junio de este año.

Mientras tanto, Rusia se ha acercado nuevamente a los negocios petroleros con el chavismo. En marzo se produjo un encuentro entre el director ejecutivo de Rosneft, Igor Sechin, y el presidente de Pdvsa, Pedro Rafael Tellechea, y con el entonces ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, con la finalidad de “definir una agenda de trabajo para elevar la producción de crudo y avanzar en nuevas oportunidades de negocio”.

Meses más tarde, en junio, la agencia de noticias Reuters reportó que Roszarubezhneft, empresa que heredó los negocios de Rosneft en Venezuela, pidió a Pdvsa el control total de los proyectos que operan en conjunto, un trato similar al alcanzado con la petrolera estadounidense Chevron, que opera en Venezuela pese a las sanciones de Estados Unidos.