lunes, 15 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

 Oferta de gasolina subsidiada se redujo de 72% en 2020 a 25% el año pasado

Para conservar su política populista, el Gobierno fijó una tarifa subsidiada en bolívares que actualmente equivalen a 2 centavos de dólar, con un límite de compra de 120 litros al mes por usuario.

Un informe de Transparencia Venezuela y Ecoanalítica reveló que el porcentaje de suministro de gasolina en Venezuela se ha reducido de 72% a mediados de 2020 a 25% el año pasado.

De acuerdo a Graciela Urdaneta, economista senior de Ecoanalítica, el Gobierno venezolano es incapaz de seguir manteniendo el subsidio al combustible y existe por el temor al aumento de rechazo de la población a la gestión madurista, especialmente en un año de elecciones.

“En Venezuela una botella de agua costaba mucho más que llenar un tanque de gasolina por lo que sí o sí había que aumentar los precios”, dijo la economista.

Urdaneta sostuvo que la subvención genera pérdidas millonarias anuales al Estado, que se vio obligado a importar gasolina debido a la caída de la producción y refinación petrolera. 

La economista recordó que en 1995 y 2016 hubo un ajuste del precio del combustible, pero ninguno comparado con el 2020, cuando se llevó el litro a 0,5 dólares en estaciones de servicio con precios internacionales.

Para conservar su política populista, el Gobierno fijó una tarifa subsidiada en bolívares que actualmente equivalen a 2 centavos de dólar, con un límite de compra de 120 litros al mes por usuario.

Ante la imposibilidad de la mayoría de los venezolanos de abastecer el tanque de sus vehículos con gasolina dolarizada, las estaciones de servicio subsidiadas lucen con grandes colas, especialmente en el interior del país, donde la escasez es mayor.

Contrabando de gasolina sigue

Urdaneta informó que pese al aumento, el contrabando y la reventa interna de gasolina en Venezuela persisten.

“Sigue habiendo un mercado negro. Primero, porque no hay suficiente suministro para abastecer el mercado interno; y segundo, porque sigue existiendo el precio de venta subsidiado que favorece mucho el contrabando y porque, además, 0,5 dólares sigue siendo mucho más económico que en Colombia”, dijo la experta.

Urdaneta indicó que el contrabando de gasolina no solo opera en la frontera colombo-venezolana.

“En este sentido, Brasil parece una buena oportunidad para el contrabando de gasolina desde estados como Bolívar o Amazonas”, concluyó.