lunes, 26 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Nueva Cámara de Energías Renovables busca alianzas para transición energética venezolana

“Cavener es el primer paso de un camino por recorrer, para poner a Venezuela dentro de los primeros países con matriz energética sustentable y diversificada”, explica Nelson Hernández.

La transición energética es imparable y desde la Cámara Venezolana de Energías Renovables (Cavener), presentada oficialmente en la sede del IESA este miércoles, se da un paso importante para reunir a todos los sectores e iniciativas venezolanas en esta materia, y promover la formación, la investigación y la inversión.

Desde la Cavener se fomentará el desarrollo de iniciativas relacionadas con el aprovechamiento de las energías renovables y no emisoras de gases de efecto invernadero (GEI), conocidas como energías limpias, así como la eficiencia energética y demás actividades afines. Además, esta cámara aspira agrupar empresas y personas de todos los sectores económicos en Venezuela, que desean sumarse a la transición energética global con el reconocimiento de las realidades nacional, regional y local.

El lanzamiento de Cavener inició con las palabras de apertura de Gustavo Roosen, presidente del Instituto de Estudios Superiores de Administración, y tuvo la participación de Federico Fernández, director ejecutivo del Centro Internacional de Energía y Ambiente IESA (CIEA) y director general de Otepi Renovables. También estuvieron presentes Nelson Hernández, energista, consultor y profesor universitario; José Ramón Padilla, profesor y coordinador del Centro de Sostenibilidad y Liderazgo Responsable del IESA; y Oswaldo Felizzola, profesor y coordinador del Centro Internacional de Energía y Ambiente del IESA. Además, el evento contó con el apoyo de Inserven.

“Más o menos la tercera parte de la energía que se usa en el planeta está destinada a la movilización por tierra, mar o por aire, siendo ésta el área más crítica para sustituir a energía limpia. Las emisiones mundiales seguirán creciendo, los combustibles fósiles seguirán siendo usados”, acotó el recién nombrado presidente de Cavener, Federico Fernández.

Agregó que “debemos ir moviéndonos hacia el uso de energías limpias y desde esta cámara trabajaremos para promover su generación, así como la eficiencia eléctrica desde la demanda, sin sacrificar la seguridad, el confort, la economía y la calidad. Esta transición energética no hay forma de evitarla, porque es imparable, pero los planes deben reconocer las realidades nacionales, como es el caso de Venezuela”, dijo.

Destacó Fernández que a partir de este momento los integrantes de la cámara buscarán reunirse con instituciones locales y foráneas, gobierno y sector privado. “Para Venezuela esta es la mejor opción. En el submundo de la generación eléctrica lo importante es cuánto cuesta el kilovatio-hora de la electricidad y resulta que la generada por el sol o el viento es tan barata como la generada por el agua que ya tiene Venezuela; y es más barata que la generada por el carbón. Es decir, si queremos generar electricidad barata la mejor opción es con energías limpias y el potencial existe. Tenemos que buscar alternativas sin combustibles contaminantes”.

Recalcó el presidente de Cavener que aunque se requiera de miles de millones de dólares para acometer los planes para la transición energética, igual se necesita muchos recursos para recuperar la infraestructura eléctrica. “La pregunta que se debe hacer es, cualquiera sea la inversión, ¿dónde pongo ese centavo, en una fuente de generación contaminante o en una fuente limpia? y nuestra respuesta es claramente en una fuente limpia (…) Cuando decidamos recuperar el sector eléctrico, lo cual debería ser mañana, debemos poner en escena los proyectos renovables para que compitan de tú a tú con los que ya existen”.

Por otra parte, recordó que en el mundo se acabó el mito de que todo debe ser centralizado en esta materia, ya que, por ejemplo, existen paneles solares de los cuales puede hacer uso cada persona para consumir energía.

“El gran handicap de Venezuela hoy es que el costo de la energía (electricidad y gasolina) es ridículamente bajo y no existe incentivos para ello, cuando ya lo están haciendo nuestros países vecinos”, señaló Fernández.

De acuerdo a una consulta realizada a la población, 88% dijo que el Gobierno venezolano no está promoviendo el uso de las energías limpias, mientras que 81% afirmó que esta es una necesidad urgente para el país alejarse de los recursos fósiles. Hasta la fecha, el país cuenta con un proyecto de ley de energía renovable en la Asamblea Nacional, pero aún no se ha puesto en marcha y se espera que se hayan tomado en cuenta las recomendaciones de varios especialistas en el tema.

Por su parte, Nelson Hernández, miembro de la junta directiva de Cavener, después de enumerar el potencial energético del país, detalló que el uso de las energías renovables proporciona: seguridad energética, reducción de emisiones GEI, menor factura energética, democratización de la energía, nuevas tecnologías y creación de empleo.

“Cavener es el primer paso de un camino por recorrer, para poner a Venezuela dentro de los primeros países con matriz energética sustentable y diversificada”, explicó Hernández.

Considera que la creación de esta cámara es “un gran paso” para darle cabida a las energías renovables dentro de los recursos energéticos que tiene el país. “Siempre hemos hablado de los recursos hidrocarburos, eso no se puede negar, pero Venezuela tiene un gran potencial en materia de recursos renovables circunscritos a la energía hidroeléctrica, solar, eólica, undimotriz (aprovechamiento de las olas del mar), mareomotriz (uso de las mareas), bionergía (material orgánico) y geotech o geotérmica (aprovechamiento del calor interno de la tierra)”.

Venezuela equivale energéticamente a 9 millones de barriles diarios de petróleo.

Al ser consultado sobre cómo comenzar a hacer uso de esta energía, sostuvo que se puede iniciar en el consumo doméstico donde con tan solo la instalación en sus hogares de equipos para el aprovechamiento de la energía solar o eólica. “Aunque coincide en que el costo de ello es muy alto, se puede ejecutar la inversión de forma paulatina al ejecutar los planes de forma modular, es decir, por partes”.

Descartó igualmente la idea de que el uso de la energía renovable elimine puestos de trabajo, por lo que -a su juicio- por cada megavatio instalado en este tipo de energía se generan 10 puestos de empleo directos.

Por su parte, el profesor José Ramón Padilla detalló que desde el IESA se ha estado trabajando en una oferta académica que acompañe a las empresas, instituciones y profesionales en los temas de sostenibilidad, así como también una línea de consultoría en responsabilidad social y una línea de investigación. Entre los programas que destacó se cuentan: el diplomado de economía circular, el diplomado de negocios sostenibles, y el curso sobre reportes de sostenibilidad, entre otros.

Oswaldo Felizzola también detalló cómo desde el CIEA se acompaña el desarrollo de recursos académicos que apoyan los temas de sostenibilidad, como lo son: el Diplomado internacional de Gerencia de Negocios de los Hidrocarburos, el Diplomado internacional de los Negocios del Gas, el foro de Ciudades sostenibles con Cavenal, el Caracas Gas Forum, todas ellas iniciativas enmarcadas en el mismo propósito de Cavener.

La junta directiva de Cavener está conformada por Federico Fernández, presidente; Roberto Pérez González, vicepresidente; Oswaldo Felizzola, tesorero; Nelson Hernández y David Morán, directores principales; Arturo Ríos Leonett y Juan Roberto Pérez Hernández, como directores suplentes.