viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Maduro sube a 30 dólares el bono de guerra al firmar decreto e incluye a jubilados

Los anuncios hechos por el mandatario fueron criticados por la Plataforma Unitaria que, por medio de un comunicado, aseguró que los mismos representan una “burla” para todos los trabajadores.

Nicolás Maduro anunció la mañana de este martes que firmó el decreto con un aumento a 30 dólares del bono de guerra. El Día del Trabajador, es decir, 24 horas antes, había anunciado que era de 20 dólares indexados al tipo de cambio oficial.

A través de sus redes sociales, Maduro señaló que queda en 40 dólares el ajuste del llamado “cestaticket” y 30 dólares el bono de guerra; ambos indexados y que se cobrarán de forma mensual. Dijo que esto forma parte de una “fase” que espera superar pronto, aunque no dio detalles al respecto.

Destacó que firmó el decreto para que entre en vigencia de forma inmediata y resaltó que el incremento en el bono alimenticio es de más de 2 mil por ciento que, junto a los otros bonos, complementan el “ingreso vital” de los venezolanos y hacer un “esfuerzo” para “defender el salario”.

Maduro manifestó, mientras firmaba el decreto con “carácter inmediato”, que desde hace varios años implementan metodologías para permitir una recuperación del ingreso de los trabajadores. Recordó que, cuando los recursos nacionales sean los suficientes, se dará un “golpe definitivo” para el aumento del salario mínimo.

Por su parte, el ministro del Trabajo, Francisco Torrealba, detalló que el incremento de los bonos indicado por Maduro también incluye a los jubilados y pensionados del IVSS, dejándolos en 49 dólares mensuales indexados más su jubilación de 130 bolívares para los primeros, y en 20 dólares mensuales más la pensión de 130 bolívares para los segundos.

Sin embargo, el mecanismo para obtener el ingreso no quedó definido en los mensajes difundidos en las redes sociales.

Nicolás Maduro informó el lunes que el ticket de alimentación, o “cestaticket”, aumentará a 40 dólares y quedará indexado a la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela (BCV).

También que daría un “bono de guerra” de 20 dólares para llevar ese ingreso “bonificado” a un total de 60 dólares, a los que habría que sumar el sueldo mínimo que se mantiene en 130 bolívares, equivalentes a unos 5 dólares al cambio oficial.

Los nuevos montos dolarizados no tienen incidencia salarial. Los cestatickets deben ser cancelados a empleados públicos y en el sector privado, pero la asignación del “bono de guerra económica” está destinada únicamente a inscritos en el sistema Patria.

Los anuncios hechos por el mandatario venezolano fueron criticados por la Plataforma Unitaria que, por medio de un comunicado, aseguró que los mismos representan una “burla” para todos los trabajadores porque, luego de meses de protestas y señalamientos en las calles por parte de los gremios, no se toca el sueldo mínimo.