lunes, 23 de mayo de 2022

Maduro promete ampliar créditos para emprendedores en un sistema bancario dolarizado y con un alto encaje legal

A pesar de la promesa, las autoridades no han dicho nada sobre flexibilizar el elevado encaje legal de 85%, que impide la intermediación en el sistema financiero venezolano.

A pesar de la promesa, las autoridades no han dicho nada sobre flexibilizar el elevado encaje legal de 85%, que impide la intermediación en el sistema financiero venezolano.

Nicolás Maduro prometió ampliar los créditos bancarios para los emprendedores este 2022, pero hasta ahora las autoridades no han dicho nada sobre flexibilizar el elevado encaje legal de 85%, que impide la intermediación en el sistema financiero venezolano.

En la memoria y cuenta presentada por Maduro el 15 de enero el mandatario exhortó a la banca pública y privada a respaldar iniciativas de emprendedores. “Vamos a una expansión del crédito; del financiamiento de todos los emprendedores del país”, dijo. Sin embargo, los créditos se mantienen severamente limitados para la población tras un elevado encaje aplicado desde 2019.

La dolarización de facto se ha extendido a tal punto que ya economistas consideran que hay una dolarización financiera y no solo transaccional. Datos de la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) revelan que 54% de los depósitos totales que hay en la banca son en divisas. Desde 2020 más del 60% de las transacciones se hacen con una moneda distinta al bolívar, lo que masificó el uso de monedas como el dólar para la compra de bienes y servicios.

El economista Alejandro Castro explica que luce “bastante complicado” otorgar un mayor número de créditos con un encaje legal tan alto. El mantener esta política le ha servido a la administración de Maduro detener la hiperinflación. También en los últimos meses las autoridades han dejado de monetizar el déficit fiscal, lo que se traduce en una menor emisión de bolívares sin respaldo por parte del Banco Central de Venezuela.

Pero que más de la mitad de los depósitos en la banca estén en divisas no significa mayores beneficios para la economía, pues Castro explica que la mayor parte de este dinero está en cuentas custodia y no en instrumentos de ahorro o corriente. Por ahora las empresas que quieran acceder a créditos deben hacerlo a través de otra vía: la pignoración.

“Ahorita básicamente puedes acceder a préstamo a través de la pignoración, que básicamente es que esa empresa tenga una cuenta en un banco local y una cuenta en ese mismo banco, pero en otro país. La empresa o la persona deja una parte de su depósito en garantía en la cuenta afuera para poder recibir un préstamo, pero la mayoría de las empresas aquí no tienen cuenta afuera, así que no todas pueden acceder a una pignoración”, explica Castro.

Para el especialista ese 54% de los depósitos en el escenario actual “dice mucho y poco”, debido a que “lamentablemente no puede prestarse”.

“En las cuentas custodia las personas-las empresas depositan un dinero en un banco y el banco se lo cuida, pero la persona natural o jurídica no obtiene ningún ingreso por tener ese dinero en el banco, es decir, no tiene ninguna tasa de interés. Por otro lado, el banco lo que recibe es una comisión mes a mes por custodiar el dinero, pero con esos fondos allí depositados en dólares no se puede hacer préstamos por como está diseñado el sistema bancario venezolano”, apunta.

Maduro afirmó que la economía creció 4% en 2021 con respecto al año anterior. Para Castro esta cifra coincide con la que estimaron en Econométrica, que calcula un crecimiento de 5% el año pasado. “La economía empezó a dar síntomas de recuperación a partir del segundo trimestre 2021 con respecto al mismo periodo de 2020, es lo que estimamos con base a la data de recaudación de fiscal del IVA y el ISRL, en términos reales este es un buen indicador de la actividad económica”, dice el economista. Según Castro para este 2022 calculan que la economía crezca a una tasa similar de 5%.

En cuanto al encaje legal varios especialistas coinciden en que probablemente este año pueda ser reducido o se va a ir liberando en el transcurso del año. “Posiblemente a partir del segundo trimestre de 2022, cuando haya pasado el pago del ISLR, si no se libera la economía puede crecer, pero a niveles más modestos”, advierte.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img