miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Luis León: Severa desaceleración del consumo al inicio de año proyecta un primer semestre más difícil que el segundo

El especialista señala que sólo se puede dinamizar la economía con recursos frescos y los mismos se ubican en la actividad petrolera, recursos congelados o financiamiento internacional.

El inicio de año ha estado marcado por una desaceleración severa del consumo, lo que augura un primer semestre más difícil que el segundo, de acuerdo con la información dada a conocer por el economista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, al referirse al comportamiento de la economía en el primer mes del 2023.

Asegura que esto no es algo nuevo porque ya se había sentido en el último trimestre 2022, producto de la elevación significativa de precios tanto en bolívares como en dólares y las complicaciones derivadas del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF).

Estima el especialista que esto pone en evidencia que a diferencia del año pasado, el primer semestre pinta mucho más difícil que el segundo, asumiendo que no se producen cambios en la política actual de sanciones.

Advierte el presidente de Datanálisis, que la única manera de que la economía retome una senda de crecimiento de dos dígitos es que las negociaciones se aceleren y den como resultado una apertura de Venezuela al mercado energético occidental. Lo demás es insuficiente.

León señala asimismo que sólo se puede dinamizar la economía con recursos frescos y los mismos se ubican en la actividad petrolera, recursos congelados o financiamiento internacional, todos dependientes de la evolución de las sanciones y estas a su vez de las negociaciones.

Destaca que los únicos recursos nuevos que pueden esperarse a corto plazo son los provenientes de la licencia Chevron. Su magnitud es significativa en comparación al actual presupuesto nacional y podría mover la economía de 7-10% pero nunca veremos su impacto antes del segundo semestre 2023.

Mientras que los recursos del acuerdo social siguen en plena negociación y son importantísimos para atender necesidades vitales de electricidad, salud y alimentación, pero su concreción puede ser más lenta que la actividad petrolera.

Por lo tanto ratifica, que indica que a diferencia del año pasado, el primer semestre pinta mucho más difícil que el segundo, asumiendo que no se producen cambios en la política actual de sanciones.