viernes, 1 de julio de 2022

“Lo único que no cesa en Uverito son los incendios y la persecución laboral”

La gerencia de Maderas de Venezuela y Turquía (Mavetur) no logra revertir la desidia en el bosque, asegura un representante sindical. Un incendio, registrado el 1 de mayo, arrasa con la mitad del aserradero.

Incendios forestales acabaron en 2019 con más de 200 mil hectáreas de pino en los campamentos de Maderas del Orinoco, antigua Proforca.

El pasado 1 de mayo el fuego consumió parte el aserradero Uverito, ubicado en Chaguaramas, estado Monagas. Se quemó al menos 50% del aserradero, así como equipos conferidos por Pdvsa Industrial en 2006 por instrucciones del entonces presidente Hugo Chávez.

Los trabajadores han perdido la cuenta de los incendios en el último año, pero William López, directivo del sindicato de Maderas del Orinoco, advirtió que estos no pueden ser sofocados por la falta de personal en el cuerpo de bomberos.

Denunció que la empresa despidió a 60% de los bomberos forestales, por lo que Maderas del Orinoco quedó desprotegida ante estos eventos, ya que “los bomberos que quedaron son administrativos en su mayoría. No hay equipos para combatir los incendios, cisternas, tractores, chapaleta, rastrillos. Han pedido a campamentos de los otros estados, como Barinas y Apure, que entreguen los tractores dejando también en estado de indefensión y desprotegidos estos otros estados, donde también hay plantaciones forestales de esta empresa”, expuso López.

   
Maderas del Orinoco ha perdido más de 200 mil de 600 mil hectáreas, producto de incendios forestales

Hace dos semanas, recordó López, se quemó el banco clonar de San Antonio de Maturín, de donde se cosechan las semillas de pino Caribe certificadas, las cuales se importaban en los años 70.

“Lo único que no cesa en esta empresa son las candelas y la explotación indiscriminada, el acoso laboral y la persecución”, reiteró.

Desde la llegada de Maderas del Venezuela y Turquía (Mavetur), el trabajador aseveró que se explota la reserva forestal de manera indiscriminada, sin cumplir con acuerdos ambientales.

Mavetur es una empresa mixta forestal entre la estatal Maderas del Orinoco y la compañía turca Glenmore Proje Insaat, S.A., creada por el Ejecutivo nacional en marzo de 2019.

“Proforca (hoy Maderas del Orinoco) es una empresa que batió récord en plantaciones forestales. Llegó a sembrar hasta 35 millones de hectáreas de pino entre finales de los años 80 y principio de los años 90, cumpliendo normas ambientales y metas en el período de siembra y tiempo estipulado para dichas plantaciones, generando empleo a todas las comunidades aledañas a esta empresa, incluso Maturín y Puerto Ordaz. Hoy día Maderas del Orinoco tiene cuatro años consecutivos que no planta un pino”, rememoró López.

El representante laboral responsabilizó al presidente de Maderas del Orinoco, José Luis Pérez Guevara, de llevar al cierre los principales campamentos de proyectos en Maripa, Apure, Barinas y parte de Monagas.

“También se cerró el centro de investigaciones El Merey. Este centro tenía como propósito la investigación y mejoramiento genético de la semilla de pino. Este ya estaba produciendo semillas genéticamente mejoradas y certificadas, pero también fue arrasado por la indolencia, irresponsabilidad e ineficiencia de un presidente y una empresa depredadora como lo es Mavetur, y más allá botan, violando todos los derechos a la defensa, a más de 1.300 trabajadores, entre ellos a los bomberos y mano de obra calificada y expertos en plantaciones forestales”, denunció.

Además, agregó que para este año la empresa proyectó sembrar 10 mil hectáreas. Sin embargo, dice que los viveros germinan sólo a fuerza de agua porque no les suministran a tiempo los fertilizantes.

Mavetur sobre el siniestro

El 4 de mayo, tres días después del incendio en Uverito, Mavetur emitió un comunicado para informar a colaboradores, proveedores y aliados sobre este hecho.

   
En un comunicado Mavetur señala que las líneas de producción de madera aserrada y otros equipos no se vieron afectados por el incendio

“Como es por todos conocido, en horas del mediodía lamentablemente se inició un incendio en nuestras instalaciones, que pese de los grandes esfuerzos del equipo de protección forestal, se expandió rápidamente sobre las cajas marinas ubicadas al lado oeste del aserradero, resguardadas allí desde hace algún tiempo, causando pérdidas importantes sobre los activos del proyecto de la planta de tableros OSV”, señala el documento.

Mavetur expuso en el comunicado que las líneas de producción de madera aserrada y otros equipos no se vieron afectados, al tiempo que manifestó la disposición de “operar con total normalidad según el plan de contingencia COVID-19 establecido”.

Según Mavetur, las primeras investigaciones arrojaron evidencias de que el incendio del 1 de mayo pudo ser intencional.

“Condenamos rotundamente acciones como estas, que más allá de perjudicar a la empresa, afectan el patrimonio del país, sobre el cual en el último año hemos invertido cuantiosos recursos para recuperarlo”.

Un informe del sindicato, de diciembre de 2019, señala que además de perderse 200 mil de 600 mil hectáreas por los incendios forestales, apenas quedaban operativos cuatro de 50 aserradores a los que les suministran maderas.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img