viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Ingresos de Pdvsa cayeron 20% en febrero con respecto al año pasado

La reducción de los ingresos representa un problema para la administración de Maduro en un año en el que se empieza a allanar el terreno de cara a las elecciones presidenciales de 2024.  

Los ingresos reportados por la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) correspondientes al mes de febrero presentan una caída del 20% frente al rendimiento que tuvo la empresa ese mismo mes durante el año pasado.

El monto facturado en febrero de 2023 se ubica en torno a los 825 millones de dólares, menos de los más de 1.000 millones de dólares conseguidos en febrero de 2022, 12 meses antes.

A pesar de la caída de febrero, el monto acumulado en estos dos meses se mantiene en un nivel similar a los obtenidos en el mismo período del año pasado, debido a que el rendimiento de enero fue mejor. La compañía ha facturado unos 1.685 millones de dólares en los dos primeros meses del año.

La reducción de los ingresos de Pdvsa representa un problema para la administración de Nicolás Maduro en un año en el que se empieza a allanar el terreno de cara a las elecciones presidenciales de 2024, pues antes de cada evento electoral de esta magnitud, el Gobierno suele incrementar su gasto público.

De acuerdo con fuentes de Reuters, son los problemas de flujo de caja en la empresa en este contexto crucial para el chavismo los que provocaron la “purga” que experimenta el gobierno de Maduro en estos momentos, con diversas investigaciones contra actividades de corrupción en el seno de Pdvsa.

Para Pedro Ramón Tellechea, designado como presidente de Pdvsa a inicios de enero y como ministro de Petróleo después de que se destapara la más reciente trama de corrupción en torno a la empresa, los ingresos de Pdvsa y los impagos de decenas de intermediarios son un dolor de cabeza.

Fuentes de Reuters aseguran que Pdvsa habría acumulado deudas por hasta 21.200 millones de dólares en facturas no cobradas por la empresa a intermediarios poco fiables que han utilizado en una red de complejas operaciones implementada con la finalidad de evadir sanciones.

Dentro de estas deudas figuran unos 1.500 millones de dólares por parte de Alex Saab y su socio Álvaro Pulido. El primero es aún defendido por el gobierno de Maduro, al considerarlo un “diplomático” de Venezuela; mientras que el segundo es investigado por el Ministerio Público.

Entre tanto, las perspectivas de ingresos de Pdvsa no parecen mejorar de cara a marzo. Se prevé que se agraven los resultados debido al contexto internacional, debido al colapso de varias instituciones bancarias en Estados Unidos y el Credit Suisse en Suiza.

Ni siquiera desde un punto de producción parece ser posible incrementar los ingresos, pues Pdvsa se ha visto incapaz de aumentar la extracción de crudo por encima de los 800 mil barriles diarios (bd) y se mantienen en torno a los 700 mil bd, pese a la promesa de Maduro de aumentar a 2 millones bd para finales de 2022.