jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Inaesin contabilizó 155 conflictos laborales en segundo trimestre del año

El sector educación protagonizó 50% de las manifestaciones de junio, seguido por el personal del sector salud con 10% y en el tercer lugar se ubicaron los trabajadores de las industrias básicas con 6,67%, indicó el reporte del Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Instituto de Altos Estudios Sindicales.

Entre abril y junio de este año, el Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) contabilizó 155 conflictos laborales. De ese total, 30 se registraron en junio, mes en el que la baja en el número de reclamos se explica, según el ente, por la cercanía de los comicios presidenciales del 28 de julio.

La ONG publicó este viernes su informe mensual correspondiente al mes de junio. En el documento apuntó que 30 protestas se registraron el mes pasado, una disminución de 39 con respecto a mayo, cuando se contabilizaron 69.

El sector educación protagonizó 50% de las manifestaciones de junio, seguido por el personal del sector salud con 10% y en el tercer lugar se ubicaron los trabajadores de las industrias básicas con 6,67%, indicó el reporte del Inaesin.

Los reclamos por salarios dignos encabezaron los motivos de descontento en 63,33% de los casos. La exigencia de mejores condiciones laborales ocupó el segundo lugar con 16,67%, mientras que el acoso laboral estuvo presente en 10% de las quejas de los trabajadores.

La mayoría de las protestas fueron realizadas por trabajadores del sector público con 93,33% y la presencia de los sindicatos en los conflictos de junio fue de 50%.

Los reclamos se manifestaron en 90% a través de denuncias. Las entidades con mayor cantidad de manifestaciones fueron Distrito Capital (20%), Lara (16,67%) y Aragua (10%).

Las organizaciones de trabajadores denunciaron las “pésimas condiciones” en las que prestan sus servicios, así como los bajos salarios que perciben y que les impide cubrir sus necesidades básicas, por lo que tienen que recurrir a otras actividades que les ayude a compensar sus ingresos, señala el observatorio del Inaesin.