viernes, 1 de julio de 2022

Gobierno debe esperar un mes para continuar disputa con Banco de Inglaterra por reservas de oro

Corte de Londres negó la petición de Maduro de tomar control sobre el oro y anunció el inicio de un procedimiento especial.

Tal Cual

El gobierno de Nicolás Maduro tendrá que esperar hasta el 26 de junio para continuar la disputa legal con el Banco de Inglaterra por las reservas de oro venezolano que el ente se niega a liberarle, luego que el Reino Unido y otros 50 países desconocieran su mandato para dar su apoyo al presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó.

Así lo informó el Banco Central de Venezuela (BCV) este jueves 28 de mayo a través de su cuenta en la red social Twitter. El ente emisor precisó que la Corte de Londres ordenó la realización de una nueva audiencia el 26 de junio, sin dar más detalles sobre la que de acuerdo a declaraciones de la vicepresidenta Delcy Rodríguez se efectuaría este 28 de mayo.

“Nuestra lucha continúa para devolver el oro venezolano, que se encuentra en el Banco de Inglaterra. Hoy, el Tribunal Inglés ordenó que la próxima audiencia se realizará después del 22/06/2020. Esperamos obtener justicia, para salvar vidas venezolanas durante esta pandemia”, escribió el BCV.

Corte de Londres inicia procedimiento sumario

Más temprano la Procuraduría Especial designada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, informó este 28 de mayo que la Corte de Londres negó el recurso interpuesto por el Banco Central bajo la administración de Nicolás Maduro para que tomaran posesión del oro allí depositado y lo usaran con el pretexto de comprar alimentos y medicinas para paliar los efectos del COVID-19.

Indicó el comunicado colgado en Twitter que el oro dentro de las arcas del Banco de Inglaterra asciende actualmente a 930 mil millones de euros y dijo que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el que habría acordado el régimen venezolano para administrar el dinero, no tiene acuerdos suscritos con el Ejecutivo nacional ni tiene capacidad de administrar tales recursos económicos.

Explica la misiva que además las acciones que lleve a cabo el Banco Central de Venezuela deben pasar por la autorización previa de la Asamblea Nacional, al tiempo que especifica que es la junta ad hoc designada por Guaidó la que puede representar los intereses nacionales ante el Banco de Inglaterra y disponer de ese dinero.

Alega que Nicolás Maduro lo que busca es tener liquidez en los recursos económicos sin que existan controles parlamentarios.

Indicó que en el proceso en la Corte de Londres que se celebró el 28 de mayo “la Corte, acogiendo los argumentos de la junta administradora ad hoc del BCV y el Banco de Inglaterra, acordó iniciar el procedimiento sumario para determinar cuál es la autoridad que puede representar al BC, que iniciará no antes del 22 de junio. Esto permitirá resolver también otro caso ante la misma Corte, y en el cual el régimen de Maduro pretende apropiarse de cerca de 120 millones de dólares derivados de la terminación de un contrato de swap de oro”.

A finales de enero de 2019, diputados británicos afirmaron a la AFP haber pedido al Banco de Inglaterra que no devolviera al régimen de Nicolás Maduro el oro y otros capitales que Caracas tiene ahí depositados, a la espera de una solución a la situación en el país.

El diputado conservador Andrew Lewer envió una carta al ministro de Economía, Philip Hammond, en la que señala que “el nuevo presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se ha visto obligado a escribir a la primera ministra (Theresa May) implorándole que impida la trasferencia de 1.200 millones de dólares depositados en el Banco de Inglaterra al régimen de Maduro”.

Casi después de un año, a finales de abril de 2020, una información publicada por la agencia de noticias Reuters reseñó que el Banco Central de Venezuela (BCV) inició gestiones para conseguir negociar parte del oro que tiene depositado en el Banco de Inglaterra, ofreciendo canalizar los fondos a través de una entidad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para afrontar la crisis del coronavirus, dijeron dos fuentes con conocimiento de los contactos.

Fuentes señalaron que la propuesta armada por funcionarios y asesores legales del gobierno del régimen es que el banco británico venda parte del oro y le entregue el dinero al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Como el Banco de Inglaterra no respondió a la solicitud hecha por el régimen de Maduro, ya que no lo reconoce como presidente, el BCV decidió acudir a un tribunal en Londres para forzar a la entidad financiera británica la entrega de lingotes de oro valorados en 930 millones de euros para afrontar la crisis causada por el coronavirus.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del chavismo, indicó que la administración de Maduro denunciará ante la Corte Penal Internacional (CPI) al Banco de Inglaterra por no liberar las reservas de oro de Venezuela, acusando a la institución de cometer delitos de exterminio y de lesa humanidad.

“Ustedes están atacando al país en medio de la peor pandemia que vive la humanidad. Cada día que retrasan la decisión son responsables por cualquier fallecido por COVID-19 y de cualquier contagio por la enfermedad, por ello son delitos de exterminio y lesa humanidad que están inmersos en el estatuto de Roma”, dijo Rodríguez, pese a que el gobierno se ha jactado de tener todo bajo control y ser la nación con la mejores medidas para prevenir la expansión de la enfermedad.

El 28 de mayo, el régimen de Nicolás Maduro llegó a un acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para adquirir alimentos, medicinas y equipos médicos utilizando como moneda de cambio el oro retenido.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img