martes, 24 de mayo de 2022

Gobierno anuncia precios oficiales en bolívares y petros de 27 alimentos

La última vez que el gobierno congeló precios fue en agosto de 2018 con la publicación de una lista de 25 productos regulados y una ola de fiscalizaciones de la Sundde que generaron una severa escasez de productos básicos que solo se conseguían en el mercado negro.

Carlos Seijas Meneses | TalCual

   

En petros y en bolívares fueron publicados los precios de los 27 productos básicos que el gobierno de Nicolás Maduro anunció el 24 de abril que serían regulados, pero cuyos valores están atados al tipo de cambio oficial vigente al 27 de abril, que según el Banco Central de Venezuela (BCV) se ubicó en 171.072,85 bolívares por dólar.

Este jueves 30 de abril -cuatro días después de lo prometido- la ministra de Comercio Nacional, Eneida Laya Lugo, dio a conocer la lista de precios acordados a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, una práctica que ya se ha hecho costumbre en el gobierno y que soslaya su publicación en Gaceta Oficial, como es reglamentario hacerlo.

El gobierno fijó la presentación de 140 gramos de la lata de atún en 0,75 dólares, la carne de primera (chocozuela, ganso, muchacho cuadrado y redondo) en 3,78 dólares; la carne de cerdo (costilla) 2,30 dólares; el cartón de huevos en 3,4 dólares; el queso blanco duro en 2,50 dólares; la mortadela económica en 1,95 dólares; y el kilo de sardina fresca en 0,50 dólares.

El litro de leche pasteurizada fue fijado en 0,85 dólares; el kilo de leche en polvo en 5 dólares; el pollo en 1,6 dólares; la mantequilla (500 gramos) en 2,78 dólares; la sardina en lata (170 gramos) en 0,75 dólares; el kilo de arveja 0,70 dólares; la lenteja en 0,80 dólares; la caraota (medio kilo) en 0,87 dólares; y el frijol en 0,75 dólares.

El litro de aceite comestible costará ahora 1,27 dólares; el kilo de arroz blanco 1,15 dólares; el azúcar en 0,80 dólares; el café molido 0,86 dólares; la harina de maíz precocida 0,97 dólares; la harina de trigo familiar 1,15 dólares; la mayonesa (445 gramos) 0,70 dólares; la margarina (500 gramos) 0,70 dólares; pasta alimenticia (medio kilo) 0,65 dólares; salsa de tomate (397 gramos) 0,60 dólares, y el kilo de sal 0,40 dólares.

De los 27 rubros con precios regulados por el Ministerio de Comercio, los destinados al consumidor final (eliminando la carne en canal y en pie) suman Bs. 15 millones. Si restamos algunos cortes de carne, cerdo y mortadela, la cuenta queda en poco más Bs. 7,1 millones.

Esto significa que un trabajador que gane salario mínimo integral (Bs. 800.000 entre sueldo y bono de alimentación) solo alcanza para adquirir 11% de la canasta regulada por el gobierno.

De hecho, un trabajador que gane salario mínimo no podría comprar un kilo de leche en polvo, cuyo valor quedó establecido en 885.778 bolívares.

Según fuentes del sector de alimentos, que solicitaron el anonimato, el gobierno fijó los precios de los rubros en dólares, los cuales, sin embargo, no puede publicar en Gaceta Oficial porque estaría fuera de la Constitución, que establece en el artículo 318 que la unidad monetaria de Venezuela es el bolívar. Para que sea legal, se debe reformar la Carta Magna y eso solo lo puede hacer la Asamblea Nacional (AN), declarada en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia, supeditado al régimen de Maduro, en enero de 2016.

Sobre este particular, el Ministerio de Comercio Nacional exige a los comerciantes usar como referencia el tipo de cambio oficial publicado en el portal del Banco Central de Venezuela (BCV); aspecto que según la ministra Eneida Laya será verificado por los funcionarios de la Sundde durante las fiscalizaciones que realizan a los locales de venta.

Firma en blanco

El gobierno había anunciado que publicaría en Gaceta Oficial la lista de los precios el 27 de abril, pero no lo hizo. Fuentes del sector de alimentos afirmaron que no fue hasta ahora cuando se llegó a un acuerdo, a pesar de que el vicepresidente sectorial para el Área Económica y nuevo ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, encabezó ese día la “firma de la mesa de trabajo de precios acordados de rubros esenciales” junto con representantes de la agroindustria que no identificó. “Firmaron en blanco”, asegura una de las fuentes.

El 28 de abril, El Aissami aseguró que funcionarios del Ministerio del Comercio Nacional, del Ministerio de Alimentación, de la Fuerza Armada Nacional (FAN) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), “bajo el mando del general en jefe Vladimir Padrino López y el almirante en jefe Remigio Ceballos”, fiscalizaron empresas, cadenas de supermercados y mercados municipales de Caracas, a través de la Alcaldía de Caracas, para “hacer respetar” los precios “justos acordados para 27 rubros fundamentales que impactan en la calidad de vida del hogar venezolano”.

La regulación de 27 productos básicos es la más reciente medida tomada por la administración de Maduro en medio de una cuarentena por el coronavirus que tiene a buena parte del aparato productivo paralizado, sobre todo los sectores que no son considerados prioritarios (alimentos, salud y servicios). El gobierno también anunció la ocupación por 180 días prorrogables de la corporación Coposa, y la “venta supervisada” de Alimentos Polar, Plumrose y Matadero Industrial de Turmero.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img