martes, 27 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gerencia de antigua Sidetur impide a directivos sindicales ingreso a planta

A los dirigentes sindicales del Complejo Siderúrgico Nacional Alejandro Álvarez, Arjonio Farrera y Javier Rosales no solo le impidieron el acceso a la empresa, sino que les negaron la entrega de la bolsa de alimentos que recibieron los demás trabajadores.

Dirigentes de Sidernac, sindicato del Complejo Siderúrgico Nacional-Planta Casima, en Puerto Ordaz, denunciaron este jueves el impedimento de acceso a la empresa, lo cual impidió a su vez la presentación de la memoria y cuenta de la organización sindical a los trabajadores.

Los representantes sindicales a quienes se les impidió el acceso fueron Alejandro Álvarez, secretario general de Sidernac, quien tiene 26 años de servicio y reelecto en tres oportunidades en la directiva sindical; Arjonio Farrera, secretario de trabajo y reclamo; y Javier Rosales, secretario de finanzas.

“Veníamos entrando a la empresa de manera regular. No podíamos entrar a planta, donde se produce, pero sí a la sede y una zona que se llama La Placita. Antier fuimos a hablar con la señora de Recursos Humanos a pedirle permiso para una asamblea para recoger las firmas de la memoria y cuenta de Sidernac. Nos pidió que se lo pasáramos por escrito y nos retiramos tranquilos. Hoy que entregaban la bolsa de comida, íbamos a aprovechar para entregar el documento y retirar la bolsa, y nos prohibieron la entrada y retirar los alimentos”, denunció Farrera.

Álvarez, por su parte, se dirigió al ministro del Trabajo, José Ramón Rivero, y al director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder.

“Junto a empresarios, dirigentes sindicales y representantes del Gobierno empezaron un diálogo social el 7 de marzo. Sin embargo, a mí como secretario general y al secretario de trabajo y reclamo, Arjonio Farrera, nos negaron el acceso a nuestra entidad de trabajo, simplemente porque notificamos que vamos a realizar una asamblea para la recolección de firmas y la presentación de la memoria y cuenta del sindicato, cosa que es obligatorio de acuerdo con el artículo 388, numeral 2, de la Ley del Trabajo”, señaló Álvarez.

“Hoy están entregando la bolsa de comida a los trabajadores y también nos la están negando. No solo nos niegan el acceso a la empresa, violando la libertad sindical, violando el derecho al trabajo, sino que violan también el derecho a la alimentación, y por ende a la salud. Hago un llamado, ¿cuál es la señal de rectificación y diálogo que da el Gobierno para con los trabajadores? Es el momento de rectificar y estos gerentes no lo están haciendo. Usted (Ryder) sentado buscando la manera de solventar los problemas, y aquí un grupo de gerentes queriendo hacer lo que les da la gana. Lo que pedimos es que se respete la autonomía sindical”, agregó.

El artículo 388 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (Lottt) establece en sus numerales dos y tres que las organizaciones sindicales deben: “Remitir, dentro de los tres primeros meses de cada año, al Registro Nacional de Organizaciones Sindicales informe detallado de su administración de acuerdo a lo establecido en esta ley debidamente aprobada en asamblea general”, así como “remitir dentro de los tres primeros meses de cada año, al Registro Nacional de Organizaciones Sindicales, la nómina completa de sus afiliados y afiliadas, con las indicaciones señaladas en la sección  precedente”.

No es la primera vez que se atenta en contra de Sidernac. En 2020 fueron despojados de su sede sindical mediante la intervención de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) para acallar las protestas laborales. Además hubo denuncias de amenazas de cárcel en contra de trabajadores, a través de este organismo.