domingo, 14 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fedecámaras Bolívar: disminuyen ventas y ganancias toda vez que aumentan los costos operativos de las empresas

El alivio tributario y demás medidas que favorezcan la producción nacional son elementos por los que sigue apostando el sector empresarial que, en este contexto, mantiene la operatividad de sus negocios con capital propio, según encuesta de Fedecámaras Bolívar.

@mlclisanchez

Durante el primer trimestre de 2022, el gremio empresarial del estado Bolívar maniobró entre el aumento de los costos de reposición de inventario y de sus costos operativos en un panorama en el que sus ventas disminuyeron 25% o más, al igual que el margen de ganancias.

Así lo arrojó la Encuesta de Coyuntura Económica de la Unidad de Análisis Económico de Fedecámaras Bolívar, expuesta por el profesor Marco Tulio Méndez, director de la unidad de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) Guayana.

La piedra de tranca para los empresarios sigue siendo -además de la inflación y la política monetaria vigente- el surtido irregular de combustible, falta de financiamiento y caída del consumo.

A esto se le suma la alta carga de tributos fiscales que sigue exacerbando los costos operativos de las empresas. En el municipio Caroní particularmente, los tributos municipales son considerablemente más altos en comparación con otras municipalidades del país.

Austerio González, presidente de Fedecámaras Bolívar, precisó que la encuesta se aplicó en tres municipios del estado: Piar, Caroní y Angostura del Orinoco. La encuesta se aplicó a 50 compañías, pero se espera lograr al menos el 20% de participación en la próxima aplicación.

Menos ventas, menos ganancias

El 80% de los empresarios encuestados sufrió una disminución de sus ventas en comparación con el último trimestre del 2021. Méndez lo atribuye a la disminución de la demanda de productos y servicios en este mismo período.

Empresarios perciben que el IGTF provocó disminución de pagos en divisa y favoreció la informalidad | Foto Laura Clisánchez

Apenas 12% afirmaron que sus ventas habían aumentado entre el último trimestre de 2021 y el primer trimestre de 2022.

Para 34% de los empresarios las ventas disminuyeron menos del 25%, pero para el 32% de los comercios encuestados, sus ventas disminuyeron entre 25% y 50%.

Por la disminución de las ventas, y el aumento de costos operativos, las ganancias -que son el margen que queda luego de restar lo percibido en las ventas menos los costos para mantener operativo el negocio- también disminuyeron para el 86% de las empresas en comparación con el último trimestre de 2022. Para la mayoría, las ganancias disminuyeron incluso más del 25%.

La demanda de productos y servicios también bajó más del 10% para la mayoría de los empresarios encuestados. Para el 34% de los establecimientos, la demanda de productos y servicios cayó entre 25% y 50% y para el 28% de los empresarios ha disminuido menos del 25%. Para una minoría (14%), la demanda de productos y servicios mermó más del 50%.

“Sin embargo, hemos visto una mejoría y un mayor movimiento en centros comerciales”, dijo Méndez.

Costos operativos en alza y dificultades para reponer inventario 

De acuerdo con la encuesta, la escasez de combustible, altos impuestos, caída del consumo y falta de financiamiento condicionaron la capacidad de los empresarios para reponer sus inventarios: 82% de ellos informaron que en sus empresas aumentaron los costos de reposición de inventario toda vez que disminuyó su capacidad para reponerlo.

Para el 46% de los empresarios estos costos aumentaron menos del 25%, pero el 28% de los empresarios sufrió un aumento de los costos de reposición de inventario de entre 25% y 50%, lo que consideran un duro golpe.

“El costo de reponer inventario es creciente, y esto es un duro golpe para los empresarios porque es su capital de trabajo. Sobre todo, para el sector comercio. Si cada vez le sale más costoso, cada vez el proveedor va a vender una materia prima o insumo más caro según el producto terminado que vas a vender, entonces el empresario va a reaccionar tratando de adelantarse a ese incremento, con un ajuste natural de sus costos y por consiguiente un incremento en los precios, lo cual produce más inflación para la economía”, expuso Méndez.

Las empresas se mantienen a flote con capital propio, que resulta más costoso que optar por financiamiento | Foto William Urdaneta

La ruta para contrarrestar la inflación es la misma por la que han apostado los empresarios y economistas por más de una década: incrementar el aparato productivo nacional para tener un producto interno bruto (PIB) que se iguale a la demanda y de esa manera se estabilicen los precios.

76% de los empresarios encuestados reportaron que todos los gastos relacionados al funcionamiento de sus negocios (costos operativos) también subieron. La mayoría precisó que ese incremento fue de menos del 25%, mientras que estos costos aumentaron entre el 25% y 50% para al menos 26% de los comerciantes.

“No es solo el costo de reponer inventario, que es un activo circulante. La gravedad de la situación para un empresario en esta lucha de descontarse cada vez más costos operativos crecientes y encima los costos de reponer inventario. Tienen que perseguir la sustentabilidad económica para poder sostenerse”, señaló el ponente.

En un momento en que las empresas se mantienen con un margen mínimo de ganancias, hay dificultades para reponer inventario y muchas industrias trabajan con más del 25% de sus plantas inoperativas, la posibilidad de acceder a créditos y financiamiento para ampliar el capital es fundamental, advierte el especialista.

“Se necesita más inversión y más financiamiento. Para poder financiar el capital de trabajo y las inversiones se necesitan más recursos. Con estas dificultades económicas no podemos esperar que todo salga del bolsillo del empresario porque así el costo es mucho más alto que el costo del dinero que venga en calidad de préstamo”, explicó Méndez.

El especialista señaló que esta tendencia puede cambiar para los demás trimestres del año, porque se abre nuevamente la posibilidad de los préstamos bancarios en el país.

IGTF provocó disminución de pagos en divisa y favoreció la informalidad 

Para los agremiados de Fedecámaras la implementación del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) favoreció el comercio informal e hizo aumentar la migración del empresariado al sector informal de la economía. “Más del 40% de la actividad económica es informal. Eso para nadie es un secreto. Eso hace que una parte importante del movimiento de dinero de los demás municipios le hace un daño a la economía y al sector formal”, puntualizó Méndez.

El otro efecto que generó fue una disminución de las ventas en los comercios denominados sujetos pasivos especiales y de los pagos en divisa.