martes, 9 de agosto de 2022

Falta de mantenimiento de vías férreas de FMO causó descarrilamiento de 14 vagones con mineral de hierro

Aunque trabajadores afirman que los descarrilamientos ocurrían anteriormente, la falta de mantenimiento de las vías ha aumentado la frecuencia de los sucesos y los daños a los equipos móviles. | Foto cortesía

Aunque trabajadores afirman que los descarrilamientos ocurrían anteriormente, la falta de mantenimiento de las vías ha aumentado la frecuencia de los sucesos y los daños a los equipos móviles. | Foto cortesía

@g8che

Este miércoles, 19 de mayo, en horas de la tarde ocurrió un nuevo descarrilamiento de vagones de la empresa Ferrominera Orinoco (FMO) en la vía que conecta a Ciudad Piar con Puerto Ordaz a la altura del kilómetro 16, cerca de la zona industrial Matanzas.

El accidente ocurrió cuando el ferrocarril número 4 se trasladaba hacia Puerto Ordaz cargado de mineral, distribuido en 85 vagones góndola y 24 vagones tolva, de los cuales 14 vagones se volcaron y dañaron 100 metros de vía férrea, afirmó un trabajador dentro de la planta.

 

Hay una deficiencia generalizada por la falta de inversión y porque deterioraron todos los equipos. Al final lo que tenemos es una Ferrominera que está en un caos total”.

El ferrominero agregó que no existe programación para hacer los mantenimientos preventivos de las vías férreas durante el año. “La empresa no tiene ningún tipo de capacidad para hacer ese tipo de mantenimiento preventivo. No cuenta con el equipo ni con el personal completo”, sostuvo.

Aunque la estatal cuenta con personal que conoce los tiempos de reparación y cómo se deben mantener la vía férrea y los equipos rodantes, señaló que la presidencia y los nuevos directivos no cumplen las gestiones para que se realicen estos trabajos.

A velocidad mínima 

“Ahí no están haciendo mantenimiento de nada, ni de las locomotoras”, dijo otro trabajador del área de ferrocarriles. Según el empleado, de 42 locomotoras que había anteriormente solo hay alrededor de 11 operativas.

Explicó además que las líneas ferroviarias deben recibir mantenimiento y sustituirse dependiendo de su uso y desgaste, sin embargo, esto no se hace actualmente en la compañía.

“La velocidad que uno puede correr en la línea férrea es de 55 kilómetros por hora, y ya uno tiene que correr 30 y en algunos tramos correr 15, hasta 10 kilómetros por hora por el mal estado de la línea. Por eso es que hay muchos accidentes”, sostuvo.

Deficiencia generalizada 

Durante los últimos años, por el amedrentamiento y la persecución a trabajadores y sindicatos, las medidas de seguridad en las empresas se han dejado de lado, sin nadie que reclame garantías de seguridad y vida. Los empleados prefieren laboral sin seguridad, antes que ser sacados de la empresa y perder los bonos de asistencia y beneficios de alimentación.

Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera), expresó que los empleados se ven forzados a trabajar sin importar las normas de seguridad. “Muchos trabajadores se arriesgan por seguir cobrando para mantener a la familia”, sostuvo.

Las denuncias por el mal estado de las vías tienen más de tres años, sin embargo, cada vez las condiciones de trabajo son peores | Fotos cortesía

Recordó que años atrás eran inspeccionados los vagones, ferrocarriles, líneas ferroviarias y el sistema de freno de los vagones, para minimizar los riesgos y accidentes que pudiesen ocurrir, algo que ahora no ocurre.

De acuerdo con González la inspección de las vías férreas depende del departamento de Mantenimiento de Vías, el cual no tiene insumos para poner en condiciones óptimas las líneas. “A veces no hay ni clavos para meterle a los durmientes de madera”, recriminó.

Al igual que los trabajadores, el secretario general sostuvo que la falta de reparación y mantenimiento de las líneas ha ido aumentando la cantidad de colisiones que ponen en peligro la vida de quienes laboran en esta área. “Se han hecho cotidianos estos descarrilamientos por la falta de mantenimiento”, lamentó.

Ferrominera producía de 20 a 22 millones de toneladas de mineral de hierro en promedio. En 2020, la estatal produjo poco más de 5,8 millones de toneladas. González reprochó que esto se debe a las condiciones de deterioro de la industria, incluyendo la flota de ferrocarriles y la red ferroviaria.

“Hay una deficiencia generalizada por la falta de inversión y porque deterioraron todos los equipos. Al final lo que tenemos es una Ferrominera que está en un caos total”, lamentó González.

En 2018 se descarrilaron 24 vagones por la falta de pericia de los conductores y la desinversión en las vías férrea. En febrero de 2020 otro ferrocarril se descarriló en el kilómetro 10.5 en dirección a Ciudad Guayana. En ese entonces afectó más de 670 metros lineales de vía férrea y dejó 29 vagones tipo góndola averiados.

Pese a que las denuncias de desinversión y falta de mantenimiento en las vías férreas cumplen más de tres años, la empresa hace caso omiso a los reclamos de los trabajadores y dirigentes sindicales, algo que ha empeorado las condiciones de las instalaciones y de trabajo de los ferromineros.

Años atrás eran inspeccionados los vagones, ferrocarriles, líneas ferroviarias y el sistema de freno de los vagones, para minimizar los riesgos y accidentes

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img