martes, 28 de junio de 2022

Expulsan a secretario general de Sidernac de planta Casima por exigir pago de salario retrasado una semana 

Este no es el primer ataque que sufre la dirigencia sindical, en febrero de 2020, la empresa con apoyo de funcionarios de seguridad del Estado, desalojó al sindicato de su sede e introdujo un recurso de amparo en tribunales con la idea de despedir a 11 miembros de la organización.

@g8che

Alrededor de 600 trabajadores del Complejo Siderúrgico Nacional en planta Casima pasaron casi una semana sin recibir el pago de salario. Además de esto, ante los reclamos dentro de la empresa, fue desalojado de la planta el secretario general del sindicato Sidernac, Alejandro Álvarez.

El dirigente estaba haciendo asambleas en las distintas áreas de la compañía por el retraso en el pago, hasta que inspectores de seguridad lo obligaron a que desalojara las instalaciones por órdenes del presidente Rubén Darío Sarmiento, afirmó Álvarez.

“Recorrí las áreas para hablar con los trabajadores acerca de la necesidad que tenemos de unirnos, de la obligación que tenemos de defender nuestros derechos”, dijo. Consideró que desde la presidencia no quieren reclamos de empleados.

   
La planta se mantiene parada desde hace 10 días por falta de insumos, señaló Álvarez | Foto cortesía

“Ellos no quieren nada con sindicalistas que estén defendiendo derechos y la Constitución”, expresó. Álvarez informó que tiene prohibida la entrada a Casima mientras la planta mantenga la misma administración. Declaró que se mantiene atento para saber hasta dónde llegarán los ataques contra la dirigencia de Sidernac.

“Es un mensaje tácito a los trabajadores, si saco a tu dirigente sindical que tiene fuero sindical, que tiene legalmente una protección especial del Estado, más rápido te saco a ti que no lo tienes. Es un mensaje para amedrentar al trabajador”, denunció Álvarez.

La medida de prohibir la entrada de dirigentes sindicales a las plantas ya ha sido tomada en empresas como Ferrominera Orinoco, Venalum y la Siderúrgica del Orinoco, donde incluso han jubilado a trabajadores por rechazar las políticas de la alta gerencia de las estatales.

El secretario general señaló que no se quedará tranquilo ante la medida de la presidencia, e insistió en que van a llevar un reclamo ante la Inspectoría del Trabajo y la Organización Internacional del Trabajo. “Todas las injusticias y atropellos que hace este gobierno hay que manifestarlas”, expresó.

Este no es el primer ataque que sufren dirigentes de Sidernac, en febrero de 2020, la empresa con apoyo de funcionarios de seguridad del Estado desalojó al sindicato de su sede e introdujo un recurso de amparo en tribunales, con la idea de despedir a 11 miembros de la organización.

Además, en ese entonces una comisión de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvo por ocho horas a dos trabajadores por tener en su poder un panfleto con la consigna salario digno.

Acciones como las sufridas por Álvarez forman parte de una política de Estado que se repite en las distintas empresas de Guayana, que busca seguir debilitando la voz de reclamo de los empleados y dirigentes.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img