martes, 28 de junio de 2022

Estado exporta poca producción de palanquillas y deja sin materia prima a empresas nacionales

A principios de enero llamó la atención de trabajadores de Venezolana de Cementos que atracó un buque y desfilaron gandolas cargadas de palanquillas de acero y alambrón.

A principios de enero llamó la atención de trabajadores de Venezolana de Cementos que atracó un buque y desfilaron gandolas cargadas de palanquillas de acero y alambrón.

El movimiento Unidad en la Coincidencia denunció que mientras el Gobierno deja sin materia prima a las industrias nacionales, exporta la poca producción de palanquillas de acero.

A principios de enero de este año llamó la atención de trabajadores de Venezolana de Cementos (Vencemos) que atracó un buque y desfilaron gandolas cargadas de palanquillas de acero y alambrón. Ese buque, llamado Cristal Confidence, zarpó el 7 de enero. Tocó puerto en Centroamérica y después en Estados Unidos, según consta en imágenes que hicieron llegar empleados de la empresa.

El segundo buque fue el Simphony Star. Este partió desde Pertigalete (Anzoátegui) con destino al puerto de Palamós, España. Hay un tercero cargando alrededor de 36 mil toneladas de palanquillas, según revelaron a Unidad en la Coincidencia. De este último no se sabe el destino.

Llama la atención que los embarques no se estén haciendo en el puerto de Guanta, Anzoátegui, donde está la aduana. Tampoco se cargan directamente desde las compañías porque estas alegan que hay un problema de dragado en Guayana.

El itinerario del Cristal Confidence dice que el primer puerto de recalada fue Punta Cuchillo, en Guayana, río Orinoco. Pero en realidad cargó y zarpó desde el muelle de planta Pertigalete, perteneciente a Vencemos, la cementera.

El segundo puerto fue el de Puerto Barrios, en Guatemala. Duró 4 días y 20 horas allí, para después zarpar hasta el puerto de Davant, New Orleans, Estados Unidos.

Sin materia prima

Carlos Ramírez, miembro de Unidad en la Coincidencia y trabajador de Sidor, recordó que llevar adelante un programa de construcción de viviendas y ejecución de obras de infraestructura en Venezuela, requiere de cabillas, barras, vigas, ángulos, pletinas, alambres, clavos, y todos los productos derivados del acero.

Esto a propósito de que recientemente el ministro de Industrias y Producción Nacional, José Gregorio Biomorgi, aseguró que Venezuela cuenta con la suficiente producción de los productos de acero para la fabricación de viviendas y necesidades del sector construcción nacional.

“En el caso de la empresa Complejo Siderúrgico Nacional (anterior Sidetur), cuenta con una capacidad para producir 835 mil toneladas de palanquillas de acero por año. Mientras, el resultado de producción real de 2021, fue de 84 mil toneladas (10%), y en 2020, cerca de 67 mil toneladas (8%)”, precisó.

Producción nula

Ramírez agregó que la palanquilla de acero es la materia prima para fabricar todos los productos que requiere la construcción de viviendas y el sector construcción en general.

“Tanto en el 2020, 2021 y lo que va de 2022, la producción de los mismos fue de cero toneladas. Esto debido a que toda la palanquilla de acero producida fue exportada, dejando a las plantas de laminación y de agregación de valor nacional sin la materia prima y sin ninguna posibilidad de producir”, destacó.

César Soto, delegado de prevención y miembro de Unidad en la Coincidencia, señaló que Sidor, con una capacidad para producir 1,4 millones de toneladas de palanquillas de acero por año, la producción real de 2021, fue de 150 mil toneladas (10%) y en 2020, de 17 mil toneladas (1%).

Los trabajadores concluyeron que “no existe realmente la suficiencia de los productos de acero nacional para la fabricación de viviendas y necesidades del sector construcción”.

Además, las empresas siderúrgicas gestionadas por el Estado exportan la palanquilla de acero, que es la materia prima fundamental para los procesos de transformación nacional.

En consecuencia, “se actúa contrariamente a lo establecido por el Gobierno nacional en la Agenda Económica Bolivariana y en los motores de la economía, industrial, construcción e industrias básicas. Contradice también el objetivo anunciado de un nuevo modelo de economía productiva para erradicar el rentismo petrolero”.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img