martes, 21 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Educadores organizan grafitazo para exigir discusión de nueva contratación colectiva

Gremio educativo se declara en emergencia y exige la mejora inmediata de beneficios.

Este 11 de mayo educadores salieron a protestar y organizaron un grafitazo debajo del puente que conecta los centros comerciales Ciudad Alta Vista I y II, para exigir la discusión y promulgación de una nueva contratación colectiva para el gremio.

El pasado 8 de mayo, la ministra de Educación, Yelitze Santaella, informó que se iniciará una consulta pública para debatir una contratación colectiva “nueva e innovadora”.

A propósito de estas declaraciones, los docentes enfatizaron en que no ha habido reuniones con ninguno de los sindicatos y señalaron además que la consulta y peticiones que deben evaluarse son las que están haciendo en las calles.

La secretaria general del Colegio de Profesores de Caroní, Aída González, destacó que seguirán en las calles, toda vez que no se han atendido los reclamos.

“Rechazamos estos comentarios de la ministra de Educación. ¿Cómo es posible que la ministra necesita una encuesta para activar el tercer contrato colectivo? Más de 5 meses los docentes en la calle pidiendo un salario digno. Esa es la mejor encuesta, ministra. Aquí estamos. En las calles. Hoy día la canasta básica supera los 500 dólares y aquí no hubo incremento salarial. Los docentes no cobramos bonos, no queremos bonos, queremos salarios dignos”, declaró González.

La autoridad única de Educación del estado Bolívar, Brizeida Quiñones, en rueda de prensa el pasado mes de marzo, aseveró al igual que el gobernador Ángel Marcano que el modelo de contrato colectivo para el gremio estaba “en su etapa final”.

“La clase de hoy está justificada, porque en la nevera no tenemos nada”, fue una de las consignas que resonó durante la manifestación en Alta Vista, toda vez que los maestros han venido siendo cuestionados y amedrentados por las autoridades educativas, debido a las faltas que acumulan por asistir a las protestas.

Sin ingresos para alimentarse 

Yolimar Pacheco, educadora con 23 años de servicio, con pincel en mano estuvo pintando vehículos con frases como “salarios dignos” y “SOS Educación”.

“Estoy aquí por la situación económica. Mi salario actualmente es de 230 bolívares. El salario no me alcanza ni para pagar el pasaje, tengo un solo hijo y no me alcanza para alimentarnos. Gano 14 dólares al mes”, alegó Pacheco.

Correo del Caroní consultó a los docentes acerca de sus expectativas ante el aumento del valor del bono alimentario o cestaticket, a lo que respondieron que aún no lo han recibido y que esperan al 15 para su cancelación.

“Ahora con este aumento, es cuando supuestamente vamos a recibirlo. Pero eso es a final de mes, aún no lo hemos recibido. La situación es crítica. Antes era solamente docente de 6:00 de la mañana a 5:00 de la tarde. Ahora tengo que vender queso, carne, doy tareas dirigidas. Hago muchas otras actividades para que me pueda alcanzar para la alimentación y vestuario de mi hijo”, refirió la afectada.

Reina Álvarez, docente con 4 años de trayectoria, resaltó que están enseñándoles a los alumnos, que no permitan que se violenten sus derechos y que se deben defender las leyes.

“Existe una Constitución, una Ley del Trabajo. Todo eso lo están violentando. Nos dañan a todos”, adujo Álvarez, quien recientemente tuvo un accidente al caer de un autobús y sufrió un esguince en la muñeca.

“No tengo recursos para hacerle frente a esta emergencia de salud. Mi salario ayer fueron 140 bolívares. Me alcanzó para dos harinas, un arroz, un pedacito de queso y ya no más. Eso fue mi salario. Yo tengo tres hijos y no me alcanza. Tengo que dedicarme a la costura para poder sobrevivir”, lamentó la educadora.