jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Docentes seguirán protestas en 2023 ante incumplimiento del Ministerio de Educación

Edgar Machado, docente del sindicato de Maestros del Distrito Capital, dijo que el Ministerio de Educación les prometió dinero en la contratación colectiva y luego aseguró que no había.

El presidente del sindicato de Maestros del Distrito Capital (Sinvema DC), Edgar Machado, aseguró que los profesores y maestros volverán a las calles el 11 de enero de 2023 debido a que el Ministerio de Educación no firmó la nueva contratación colectiva tras varios meses de negociaciones.

A su juicio no se llegó a un acuerdo por la “incompetencia” de la cartera de Educación debido a que después de haber ofrecido una cifra para sellar el trato, argumentó luego que no había dinero para poderla cumplir.

En ese sentido, Machado anunció que retomarán la agenda de protesta por mejores reivindicaciones salariales junto a otros sectores como salud y el de jubilados y pensionados. Esta medida será mientras algunas federaciones de maestros deciden reanudar las conversaciones sobre la contratación colectiva.

“A partir de enero vamos a seguir en la calle hasta que el ministerio entienda que tiene que firmar un contrato que se ajuste a la situación país que estamos viviendo”, señaló el dirigente sindical al portal El Pitazo.

La decisión de regresar a la calle en enero de los docentes se conoce días después de que Luis Cano, coordinador del Frente Unido en Defensa de los Pensionados y Jubilados de Venezuela, dijera en días pasados que el 11 de enero protagonizarán una protesta en Parque Carabobo para pedir pensiones que cubran la canasta básica, tal y como indica el artículo 91 de la Constitución.

Durante 2022, los docentes, personas de la tercera edad y funcionarios públicos de varias instituciones del Estado manifestaron en Caracas y en varios estados del país para exigir mejores reivindicaciones salariales y laborales, recalcando que 130 bolívares no alcanza para vivir debido a la dolarización de facto en la economía y la inflación, que ha pulverizado el dinero que devengan.