domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Dirigentes sindicales aseguran que el desmontaje de 746 celdas acabará con la industria del aluminio

En Alcasa desmontaron las celdas reductoras para vender más de 3 mil toneladas del aluminio de las estructuras, trabajadores y técnicos aseguran que sucederá lo mismo con las 360 celdas P-19 de Venalum. | Foto William Urdaneta

@g8che

“A todos los trabajadores los estamos llamando a que reaccionen, están destruyendo Guayana, están terminando de apagar Guayana”, expresó Henry Arias, secretario de trabajo y reclamo del Sindicato de Trabajadores de Alcasa (Sintralcasa).

Desde finales de 2020, miembros de la Federación Bolivariana de Trabajadores (FBT) empezaron a desmontar las celdas de las líneas III y IV de CVG Alcasa, cuatro meses después se anunció el desmontaje de 360 celdas P-19 de CVG Venalum por orden de la Corporación Venezolana de Guayana.

Arias señaló que las empresas transformadoras Alucasa, Cabelum, Rualca y la misma Alcasa no tendrán aluminio para trabajar ante el desmontaje de estas celdas y que se perderán cerca de 7 mil puestos de trabajo. “Las políticas de este gobierno han sido para que todas (las empresas) bajen sus puertas”, dijo.

Arias estima que se perderán alrededor de 7 mil empleos por el desmontaje de celdas | Foto William Urdaneta

“¿De dónde va a sacar aluminio para el Clecim-Cosim que son 120 mil toneladas año? ¿De dónde van a sacar aluminio para el laminador Hugo Chávez Frías que son 150 mil toneladas año?, preguntó. Recordó que la idea de importar aluminio para las transformadoras surgió en la época del expresidente Chávez y el metal nunca llegó a las empresas transformadoras, que terminaron cerrando sus puertas por escasez de materia prima.

Las líneas desarmadas de Alcasa y las que se desmontarán en Venalum suman 746 celdas electrolíticas con capacidad de producir unas 326 mil toneladas de aluminio por año. “¿Ustedes saben cuántos colegios se pueden reparar con la producción, con 326 mil toneladas de aluminio? ¿Saben cuántos hospitales podemos reparar, abastecer de medicamentos y de equipos importantes para combatir el COVID?”, preguntó.

“Muchos dijeron que era mentira, que era imposible que fueran a desmantelar dos líneas tan importantes como las de CVG Alcasa, pues ahora van por las líneas III y IV de CVG Venalum”, sostuvo. Insistió que así como están desmontando estas celdas continuarán con Sidor, Bauxilum y Carbonorca.

El dirigente invitó a los trabajadores a unirse en las denuncias por el desmontaje de celdas y destrucción de las industrias. “Basta de pasividad, defendamos lo nuestro, defendamos nuestra región Guayana, defendamos nuestras empresas, nuestros puestos de trabajo”, dijo Arias.

Venalum promete cambiar las 360 celdas P-19 de tecnología Reynolds por celdas V-350. Sin embargo, dirigentes y técnicos dudan que esto ocurra, luego que en Alcasa se desmontaron 396 celdas para instalar un laminador de Serlaca que está incompleto y con equipos dañados.

Han señalado que al igual que pasó en Alcasa, la estructura de aluminio de las celdas P-19 se venderán. “Será que ya saben que chatarrearon todo el país y que ahora lo mejor que pueden hacer es vender chatarra, de ser productores de aluminio de acero, de hierro, ahora somos vendedores de chatarra (…) están acabando con este país”, recriminó.

A seguir las protestas

“Tenemos que salir con más fuerza”, dijo Jean Carlos Franco, trabajador de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor). Instó a los trabajadores a estar atentos para masificar y retomar las manifestaciones por reivindicaciones laborales. “El gobierno nos está obligando a salir a defender nuestros puestos de trabajo”.