lunes, 4 de julio de 2022

Denuncian violación del derecho a la defensa del trabajador Rodney Álvarez en instancia de apelación

Pese a la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el obrero sigue sufriendo violaciones al debido proceso y su caso carece de garantías de juicio justo. | Foto William Urdaneta

Pese a la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el obrero sigue sufriendo violaciones al debido proceso y su caso carece de garantías de juicio justo. | Foto William Urdaneta

@g8che 

La defensa del exferrominero, Rodney Álvarez, denunció que la Sala Accidental 1 de la Corte de Apelaciones no realizará audiencia para emitir la decisión en el caso del trabajador, condenado a 15 años de prisión en junio de este año.

“Solamente están elaborando la ponencia para emitir la sentencia y al día siguiente, notificar a la defensa de Rodney el contenido de esta”, reprochó el abogado defensor Luis Aguilera. “Esa decisión es contraria a derecho y viola el principio constitucional del equilibrio procesal”.

La defensa señaló que la presidenta de la Sala Accidental, Lisbeth Ludert Soto, está abusando de su poder, violando el estado de derecho de Álvarez y demostrando irrespeto a la ley.

Ante la negativa de audiencia, Aguilera citó el numeral 3 del artículo 49 de la Constitución que establece: “Toda persona tiene derecho a ser oída en cualquier clase de proceso, con las debidas garantías y dentro del plazo razonable determinado legalmente por un tribunal competente, independiente e imparcial establecido con anterioridad”.

“Rodney tiene el derecho a que se le traslade a su audiencia de apelación y exponer todos sus alegatos y consideraciones (…) Ningún juez puede hacer que un ciudadano se abstenga de exponer sus consideraciones sobre su caso, se le está violando su derecho a ser oído”, cuestionó.

Una década preso

El 8 de junio de 2021, Álvarez fue sentenciado a 15 años de prisión por el asesinato del obrero Renny Rojas, hace más de 10 años frente a los portones de Ferrominera Orinoco.

Su defensa apeló, pero este trámite ha estado marcado por trabas y vicios. En agosto, Aguilera exigió la inhibición de tres jueces de la Sala 1 de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas por parcialidades en contra del trabajador. La medida se retrasó por un par de meses.

Ahora, con la designación de la Sala Accidental, al trabajador se le niega el derecho a expresar su posición y sus argumentos sobre la sentencia emitida en junio.

Sin pruebas

Pese a la sentencia, no se ha comprobado la culpabilidad de Álvarez durante los 10 años preso. Trabajadores de Guayana y el país han exigido -en reiteradas oportunidades- su liberación. El ferrominero cumple más de una década privado de libertad sufriendo retardos procesales, violaciones al debido proceso y nulas garantías de un juicio justo.

La Comisión de Encuestas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde hace dos años recomendó al Estado Venezolano su liberación. Sin embargo, omitiendo la recomendación internacional, el obrero fue sentenciado a 15 años.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img