sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“Cuando llegó Justo Noguera a Sidor habían 11 gerencias funcionando, ahora no quedan ni seis”

Trabajadores de Sidor instaron a la unión para luchar por la reactivación de las empresas básicas, destruidas desde que llegó el militarismo a ellas.

Trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) y miembros de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG) hicieron un llamado a compañeros a unificar lucha por la recuperación de las empresas básicas, frente a su estado de abandono y destrucción desde la llegada del militarismo a sus gerencias.

“La empresa está desasistida desde el punto de vista humano, los pocos que quedamos en algunos departamentos estamos desasistidos. Cuando llega Justo Noguera a Sidor habían 11 gerencias funcionando, ahora no quedan ni seis. El militarismo destruyó a las empresas básicas”, denunció José Saracual, sidorista con 35 años de servicio y delegado sindical.

“El militar no conjuga con el trabajador desde el punto de vista del crecimiento y el progreso”, agregó Saracual, quien precisó que el último contrato colectivo es del 2008-2010. “Lo demás han sido actas y convenios entre cantos de gallo y media noche. Se aplican unas actas convenios que a ellos les conviene y roban los beneficios que hemos conquistado en el tiempo”.

Asimismo, cuestionó que Fábrica de Tubos, la primera de Sidor y donde se elaboran tubos para la industria petrolera, lleva cuatro años paralizada.

“Recientemente hubo una reunión para hacer una intervención en Palanquilla, y no es para reactivarla, sino para producir unas palanquillas y exportarlas para ganarse unos dólares”, advirtió.

“En las plantas solo quedan las estructuras, se han llevado todos los equipos electrónicos y han quitado beneficios de comida, transporte. Tenemos que dar una lucha (…) vemos cómo igualmente, a través de la represión se trata de minimizar o callar la protesta de los trabajadores”, agregó Valdemar Álvarez, sidorista con 30 años de servicio.

Por su parte, Ángel Bolívar, con 20 años de servicio en Sidor, reiteró: “es necesario unirnos para salir de este régimen y cesar las violaciones a nuestros contratos colectivos, recuperar nuestros espacios, evitar más represiones y persecuciones. Necesitamos ver esa Venezuela productiva que queremos”.

Trabajadores aseguraron que actualmente la producción en Sidor está en cero.