jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Colectivo de profesionales propone políticas de desarrollo agroalimentario, turístico y forestal para una Guayana sustentable

El planteamiento del grupo Guayana posible traza tres objetivos: el aprovechamiento sustentable de recursos naturales, la recuperación del parque industrial y la reconversión de la fuerza laboral para el desarrollo sostenible de Guayana.

@mlclisanchez 

El grupo Guayana Posible, un colectivo de profesionales adscritos al Colegio de Ingenieros de Venezuela, presentó tres objetivos estratégicos para el desarrollo sustentable de Guayana que tienen como norte el aprovechamiento de los recursos naturales renovables y no renovables sobre la base de la responsabilidad y sostenibilidad.

La propuesta fue presentada en el Foro Guayana Sustentable de la Universidad Católica Andrés Bello, núcleo Guayana, por el ingeniero industrial y primer vicerrector de extensión, Alfredo Rivas Lairet, y el ingeniero civil Luis Guzmán Balbás.

Los objetivos planteados abarcan tres dimensiones: ambiental, institucional y humano-social. La dimensión ambiental se basa en la promoción, fomento y desarrollo de actividades económicas no minero extractivas orientadas al sector agroalimentario, turístico y forestal.

“Es demasiado importante, y sobre todo en este momento, el apoyo al desarrollo del sector agrícola y pecuario de la región incluyendo no solamente la producción agrícola en ambientes controlados o la agroindustria, sino también todo lo vinculado con procesamiento de esta área”, explicó Guzmán.

La dimensión institucional tiene como norte la recuperación, redimensión, diversificación y desarrollo de la infraestructura industrial de la región Guayana. Y la dimensión humano-social persigue los objetivos de recuperación y repotenciación de la infraestructura de los servicios básicos de la región, actualmente deteriorados casi completamente y la reivindicación de la masa laboral bajo los estándares de salario digno y seguridad social.

Tras la debacle del parque industrial de Guayana, el sector turismo, y el deterioro de los servicios públicos, expertos creen que la reconstrucción de Guayana es posible sobre las bases de la sostenibilidad. 

Agua como elemento estratégico

Las propuestas de aprovechamiento de recursos en la región parten de declarar el recurso del agua como un elemento estratégico e indispensable para el desarrollo sustentable de la región Guayana.

   
El ingeniero Arnoldo Gabaldón señaló que el futuro de Guayana requiere considerar las tendencias globales para el aprovechamiento del parque industrial | Fotos William Urdaneta

“Una de las máximas riquezas es el agua, ese recurso debe ser considerado como un elemento estratégico e indispensable para el desarrollo sustentable de la región”, manifestó el ingeniero Guzmán.

Los expertos proponen el diseño y ejecución de un plan maestro para el manejo integral de las cuencas hidrográficas que los ríos de la región, con la intención de preservar la integridad y calidad de los cuerpos de agua y garantizar el hábitat de la fauna y flora acuática, el potencial hidroeléctrico de los ríos y la promoción del turismo sustentable.

“Estamos hablando del río Orinoco, el Caroní, el Paragua, el Aro, el Caura, el Cuchivero, Yururi, Cuyuní… son cuerpos de agua importantísimos desde el punto de vista natural y geopolítico”, dijo.

Además, para el grupo también es importante que en Guayana se fomente y desarrolle el sector forestal que ha sido poco preservado hasta ahora. Insiste en que es posible aprovechar los recursos maderables y no maderables bajo un plan estricto de manejo de bosques en reservas forestales y lotes boscosos.

Guzmán sostiene que un paso importante para la región sería la inclusión de Venezuela en la estrategia global contra el cambio climático para que esta pueda acceder a mecanismos de desarrollo limpio promovidos por Naciones Unidas (ONU).

Un renovado parque industrial

Aunque existe un debate sobre si es posible pensar en Guayana sin su parque industrial, permanece presente la industria del metal en el proyecto del equipo de Guayana posible.

Otro de los objetivos es precisamente redimensionar, diversificar y desarrollar la infraestructura industrial de la región partiendo de la promoción de la intervención directa y una alianza estratégica con el sector privado de la cadena ferrosiderúrgica.

   
Especialistas sostienen que el agua es un elemento estratégico e indispensable para el desarrollo sustentable de la región Guayana

Los expertos debaten sobre si es necesario transformar la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) para que pueda tutelar el proyecto o crear otro organismo que pueda afrontar la responsabilidad con un equipo multidisciplinario donde protagonice el sector privado.

“Hay dudas de que la CVG pueda liderar un proyecto como este. Tenemos que replantearnos si podemos recuperar la corporación. Lo que tenemos claro es que habrá una participación muy fuerte del sector privado”, afirmó el ingeniero civil, miembro de número de la Academia Nacional de Ingeniería y el Hábitat y miembro del grupo Orinoco, Arnoldo Gabaldón.

Gabaldón señaló que el futuro de Guayana requiere diseñarse en décadas, considerando las tendencias globales para un mejor desarrollo y aprovechamiento del parque industrial.

Por otro lado, Alfredo Rivas Lairet plantea fomentar la recuperación de la cadena de aluminio, y la reconversión del parcelamiento industrial Matanzas en un ecoparque industrial.

Muchas empresas de esta zona quedaron abandonadas por falta de materia prima para trabajar tras el quiebre de las empresas básicas de Guayana, por lo que hoy se encuentra a merced del hampa y el desempleo.

“Aquí habría que tomar en cuenta la ejecución de un plan de reconversión, reinversión y readaptación laboral”, dijo Lairet. Esto se ampara en los pilares de trabajo decente, salario digno y protección social.

Reestructurar la infraestructura de servicios básicos

El equipo también hizo una serie de planteamientos para recuperar y repotencias la infraestructura de los servicios básicos de la región.

Principalmente, parten de la propuesta de implementar los Planes de Ordenación Urbanística (POU) y de Desarrollo Urbano Local (PDLU) de los centros poblados, documento elaborado por la Alcaldía de Caroní en 2006 y que nunca ha sido aplicado.

También proponen el diseño de estrategias conjuntas con las instituciones responsables para la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica en cantidad, calidad y oportunidad.

Lairet informó que para este plan de tres objetivos trabajaron cerca de 200 profesionales, cada quien en su área de experticia. Falta camino por recorrer para hacer este proyecto realidad, comenzando por un cambio de modelo político y económico.